La cirugía láser corrige los problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Por ello se ha convertido en la primera elección para muchos pacientes que desean prescindir del uso de gafas o de lentillas, tras realizarse miles de intervenciones con absoluta seguridad y éxito.

 

En Ophthalteam te presentamos la nueva generación de láseres Excimer y sus cualidades aplicadas a la cirugía refractiva: el láser Amaris.

 

El láser Amaris es la nueva generación de láseres Excimer que se utiliza en los dos procedimientos o técnicas más conocidas: el Lásik y el PRK.

 

Ambas técnicas garantizan resultados excelentes acompañados de un corto postoperatorio, ya que la mayoría de los pacientes intervenidos pueden incorporarse a su rutina diaria pocos días después.

 

El láser de tipo Amaris aumenta el grado de eficacia y la precisión en los procedimientos Lásik y PRK, y redefine la perfección en la cirugía refractiva corneal.

 

 

 

Características del Láser Amaris

 

El Láser Amaris es rápido, eficaz, seguro.

 

El modelo más reciente, el láser Amaris 1050rs puede corregir 1 dioptría en 1,3 segundos, lo que permite reducir el tiempo de cirugía. Como el resto de láseres Excimer dispone de un sistema de seguimiento del ojo mediante una cámara que controla la posición en todo momento. Este control absoluto redunda en la mejora de la precisión del tratamiento.

 

Las cirugías refractivas, es decir, las operaciones de miopía, astigmatismo e hipermetropía pueden beneficiarse de las siguientes cualidades de este láser.

 

  • Reducción del tiempo de intervención

La reducción del tiempo de intervención del paciente llega de la mano de la eficacia y la precisión de este tipo de láser.

 

  • Menor tiempo de recuperación del paciente

 

  • Mayor seguridad

Porque se tiene tener un control permanente de la posición del paciente. 

 

  • Mayor eficacia y precisión

El nuevo láser Amaris realiza un análisis más exhaustivo de la córnea mediante un sistema de 5 dimensiones. Este controla todas las acciones que tienen lugar en el ojo mediante un rastreador de movimientos.

 

  • Control del efecto térmico

Las zonas de la córnea intervenidas se enfrían y recuperan su temperatura natural entre las sucesivas pulsaciones. En este sentido, el láser Amaris asegura una regulación de la temperatura durante la intervención.

 

  • Mayor rango de pacientes aptos

Ya que permite operar córneas más finas en pacientes con miopías, hipermetropías y astigmatismos.

 

  • Mayor ergonomía

El sistema es más cómodo tanto para el paciente como para el equipo que participa en la intervención.

 

 

 

En Ophthalteam, con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica, contamos con las innovaciones tecnológicas más avanzadas como el láser Amaris que se utiliza en la cirugía refractiva Lásik y la cirugía láser PRK.

 

Somos especialistas en todo tipo de técnicas para la corrección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada o presbicia.

 

De forma previa a cualquier tipo de cirugía refractiva se realizan exploraciones y enfoques para conocer la graduación exacta y el estado de la córnea. Confía en un nuestro equipo de especialistas que valorarán de forma personalizada tu caso y libérate por fin de las gafas y de las lentes de contacto.