Una enfermedad rara es aquella que afecta a un pequeño porcentaje de la población. La mayoría son genéticas y están presentes durante toda la vida de una persona, aunque los síntomas no se manifiesten de forma inmediata.

 

En Europa se considera que una enfermedad es rara cuando afecta a 1 de cada 2.000 ciudadanos.

 

Según la OMS, existen 7.000 enfermedades raras que afectan a un 7% de la población mundial. En España se estima que hay más de 3 millones de personas afectadas.

 

En Ophthalteam te informamos sobre algunas que están relacionadas de forma específica con la vista.

 

 

 

Retinosis pigmentaria

 

Esta enfermedad rara es hereditaria y es la principal causa de ceguera de origen genético en adultos. Afecta a una persona de cada 3.700, siendo más frecuente en los hombres.

 

Provoca una degeneración progresiva de los fororreceptores, que deriva en pérdida lenta de la agudeza visual, ceguera nocturna, pérdida del campo visual y dificultad de percepción de los colores.

 

Una variedad es la distrofia de conos y bastones que manifiesta disminución de la agudeza visual, fotofobia y discromatopsia.

 

 

 

Enfermedad de Stargardt

 

También es una enfermedad hereditaria que afecta sobre todo a personas jóvenes, mostrando sus primeros síntomas durante la adolescencia: visión borrosa, reducción del campo visual y dificultad para adaptarse a la penumbra.
  

 

 

Acromatopsia

 

Esta enfermedad se caracteriza porque solo se perciben los colores blanco, negro y las tonalidades de grises. En el monocromatismo también se produce una pérdida de agudeza visual, movimientos anómalos de los ojos y dificultad para ver en condiciones de mucha luminosidad.

 

 

 

Neuropatía óptica hereditaria de Leber

 

Esta enfermedad se hereda de madres a hijos y se caracteriza por la degeneración de los gangliocitos de la retina y sus axones, lo que supone una pérdida de agudeza de la visión central. El 95% de las personas que la sufren pierden la visión antes de los 50 años, y sus síntomas son pérdida de visión en color y puntos de ceguera parcial o permanente.

 

 

 

Nictalopía

 

La nictalopía es una enfermedad congénita que se caracteriza por la insuficiencia para ver en condiciones de baja luminosidad. El caso contrario, o hemeralopía, es la incapacidad de ver con luz muy brillante, aunque es menos común que la anterior.

 

 

 

Aniridia

 

Es una enfermedad congénita y hereditaria que se caracteriza por la ausencia de iris, aunque siempre exista de forma incipiente. Como el ojo no puede controlar la entrada de luz a la retina, las consecuencias son intolerancia la luz o fotofobia y una agudeza visual inferior al 20%.

 

 

 

En contraposición, los problemas más comunes que sufre la población son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. A diferencia de las enfermedades raras, se pueden solucionar con gafas, lentes de contacto y con cirugía.

 

En Ophthalteam, con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica, somos especialistas en todo tipo de técnicas para la corrección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada o presbicia.

 

Además, contamos con las innovaciones tecnológicas más avanzadas como el láser Amaris que se utiliza en la cirugía refractiva Lásik y la cirugía láser PRK.

 

El valor de tus ojos es infinito, confía en nuestro equipo de especialistas que valorarán de forma personalizada tu caso.