La visión artificial es un campo de la Inteligencia Artificial que obtiene, procesa y analiza cualquier tipo de información que se obtenga a través de imágenes digitales.

Los seres humanos utilizamos los ojos y el cerebro para interpretar el mundo exterior. En el caso de la visión artificial se busca que una máquina o un ordenador realice la misma función. Es decir, que perciba, comprenda y actúe en consecuencia en cada situación.

Son varias las disciplinas que intervienen en este proceso, entre ellas la geometría, la estadística y la física.

 

Los procesos destinados a analizar las imágenes siguen el siguiente orden:

  • Captación de las imágenes.
  • Memorización de la información.
  • Procesado e interpretación de los resultados.

 

En definitiva, los procesos de la visión artificial están basados en el propio ser humano, en su sistema visual y en su percepción de la realidad.

 

 

¿Qué se puede conseguir mediante la visión artificial?

La visión artificial ya se aplica en muchas áreas y sectores desde la industria a la medicina y permite, entre otras acciones:

  • Automatizar tareas de inspección que se realizan de forma repetitiva por operadores, y reducir el tiempo entre los procesos automatizados.
  • Controlar la calidad de productos en aquellos casos que no se puedan verificar por los métodos tradicionales.
  • Inspeccionar objetos sin necesidad de contacto físico, con los consiguientes riesgos que se pueden evitar.
  • Determinar la posición y las coordenadas importantes de los objetos en el espacio.
  • Realizar mediciones tridimensionales.

 

 

Visión artificial y aprendizaje automático

El objetivo de la visión artificial es que la máquina “vea” lo que sucede en el mundo real con el fin de que pueda tomar una decisión automatizando cualquier proceso.

Aquí es donde entra en juego el aprendizaje automático o machine learning.

El aprendizaje automático está orientado a que el ordenador aprenda a diferenciar patrones de forma automática en base a dos técnicas: supervisadas y no supervisadas.

En definitiva, consiste en entrenar un ordenador mediante patrones clasificados previamente o no, en función de la técnica que se utilice.

 

 

Áreas en las que se utiliza la visión artificial

Según este artículola visión artificial es muy utilizada en el sector agroalimentario para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos procesados”.

La visión artificial permite realizar un control automático del 100% de la composición de cada alimento durante el proceso de producción como, por ejemplo, medir la madurez de una fruta, la humedad en productos industriales…

Por otro lado, se aplica a diferentes sectores y ámbitos como la ingeniería, la inspección y la seguridad, el control de calidad, la biometría, la automoción, la logística, la biomecánica, el reciclaje, el medioambiente, la navegación, el deporte, la medicina…

 

 

La ciencia y la tecnología avanzan a pasos agigantados y tienen en el ser humano un claro referente para la implementación y el desarrollo de nuevos procesos e inteligencias artificiales.

La visión artificial se inspira en un órgano perfecto y único, tus ojos. Cuídalos y revísalos en Ophthalteam, donde tienes a tu disposición el mejor equipo profesional y la última tecnología en oftalmología.