Además de las revisiones periódicas aconsejadas para mantener la salud de tus ojos y detectar problemas futuros, ¿sabes cuándo debes acudir al oftalmólogo?

En Ophthalteam enumeramos algunas de las razones más comunes por las que debes ir al oftalmólogo.

 

 

 

1. Si observas pequeñas manchas o halos de luz al mirar

 

Las miodepsias, también conocidas como moscas volantes, se perciben como pequeñas manchitas en el campo de visión.

 

Este fenómeno tan frecuente se origina en la mayoría de los casos por degeneraciones del humor vítreo al cabo de los años. Aunque en principio sean inocuas se aconseja acudir al oftalmólogo para que descarte el desprendimiento de retina, y se pueden corregir con un tratamiento láser.

 

En cuanto a los destellos o halos de luces pueden ser síntomas de migrañas oculares o manifiestan la necesidad de cambiar las gafas o las lentes de contacto. En ambos casos los más indicado es que un oftalmólogo determine su origen.

 

 

2.  Si notas irritación y sequedad ocular constante

 

Si sufres estas molestias de forma aislada no es preocupante, pero si son recurrentes o se manifiestan de forma constante en el tiempo podrías estar padeciendo el síndrome de ojo seco. Esta es otra de las razones por las que debes acudir al oftalmólogo, ya que necesitas un tratamiento que lo alivie.

 

El síndrome del ojo seco se produce por la ausencia crónica de lubricación en la superficie del ojo. No conlleva la ausencia de lágrima, sino la falta de estabilidad de la película lagrimal necesaria para que estén hidratados, lo que empeora la visión.

 

Este es el primer motivo de consulta por las molestias que afectan a un amplio porcentaje de la población.

 

 

3. Si notas que pierdes visión

 

Las revisiones anuales son las que te ayudarán a controlar tu salud ocular y detectar problemas que se pueden desarrollar en el futuro.

 

En este sentido, la edad es un condicionante importante para detectar la presbicia o vista cansada a partir de los 40 años, y las enfermedades oculares como las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular a partir de los 65 años.

 

 

4. Si has sufrido un accidente con sustancias químicas

 

La exposición de los ojos a sustancias químicas pueden producir quemaduras o daños irreversibles.

 

Un accidente sin importancia puede desencadenar problemas futuros, por lo que lo aconsejable es lavar inmediatamente los ojos con agua fría y acudir al oftalmólogo para mantener la situación bajo control.

 

 

5. Si sufres un dolor repentino en los ojos

 

Este síntoma es el indicador de que hay un cuerpo extraño en el ojo, de que tienes una posible infección, de que se ha producido inflamación ocular o aumento de la presión intraocular.

 

O simplemente indica que tienes que cambiar de gafas o lentes de contacto.

 

En cualquier caso lo aconsejable es visitar al oftalmólogo para que determine la causa y paute un tratamiento.

 

 

6. Si experimentas sensibilidad a la luz

 

La fotofobia es síntoma de migraña ocular o de inflamación, pero también es uno de los síntomas asociados a las cataratas, por lo que es necesario que un oftalmólogo revise tu vista para determinar las causas.

 

 

7. Si has sufrido un traumatismo ocular

 

Los traumatismos oculares pueden estar provocados por golpes, por perforaciones o por contacto con sustancias químicas, como comentamos anteriormente.

 

La gravedad variará en cada caso, pero requiere una exploración oftalmológica completa y urgente.

 

 

En Opthtalteam recibes atención integral para tus ojos. Si sufres alguno de estos síntomas, solicita consulta con un equipo con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica.