En Ophthalteam sabemos que al igual que tú, actualmente hay muchas personas que quieren deshacerse de las incómodas gafas, pero tienen miedo a la cirugía o a posibles efectos no deseados tras la intervención con láser.

Sin embargo, desde que disponemos de la nueva tecnología Láser Intralase este tipo de intervenciones de cirugía refractiva son mucho más seguras y lo más importante, eficaces.

cirugia laser ocular

Actualmente el mayor número de problemas de la cirugía refractiva se ha podido solventar gracias a este tipo de láser, llamado Intralase o femtosegundo , ya que proporciona un plus de seguridad y precisión en la cirugía corneal tanto de miopía, hipermetropía y astigmatismo así como en la cirugía de queratocono para implantar anillos corneales.

anillos corneales

Con esta tecnología es posible operar de forma más segura algunos casos que antes no eran idóneos para cirugía lasik por bajo espesor corneal u otras contraindicaciones.

 

Según los estudios publicados, un gran número de complicaciones que tienen lugar durante la cirugía refractiva vienen dados por el corte inicial que separa una delgada capa de córnea a fin de poder realizar el tratamiento láser.

Gracias a esta tecnología, la separación de la córnea que realiza INTRALASE es con láser y, por tanto, de gran precisión y seguridad.

 

Ventajas de Intralase:

* 100% láser, más seguro.

*Arquitectura de la incisión más precisa y perfecta.

*Rápida recuperación: cicatrización más fuerte y estable.

* Menor índice de ojo seco.

* Procedimiento personalizado y  apto para un porcentaje mayor de pacientes.

 

Desde la profesionalidad y la experiencia de nuestro equipo médico queremos animarte a que te acerques a cualquiera de nuestros centros de Madrid, y nos consultes las dudas que tengas. En ellos serás atendido de forma personalizada por nuestro equipo, que cuenta con más de 30 años de experiencia en Cirugía Oftalmológica. Y no olvides que contamos con las innovaciones tecnológicas más avanzadas, para poder atender cualquier tipo de patología.

 

¿A qué esperas para decirle adiós a tus gafas?