¿Afecta el frío a nuestros ojos?

frío ojos

 

Sí, el frío y el viento afectan a nuestros ojos produciendo sequedad, a la que se suma la provocada por la exposición a calefacciones y ambientes más secos.

 

En verano, o en las estaciones más calurosas del año, tenemos más interiorizado el cuidado de la salud de los ojos que en invierno. Pero lo cierto es que el frío, la nieve y las temperaturas extremas también nos afectan de forma directa en esta época.

 

 

Síndrome de ojo seco: una afección común en invierno

 

El frío, el viento y la sequedad asociada al uso diario de la calefacción aumentan la posibilidad de sufrir esta afección en invierno.

 

El síndrome de ojo seco se produce cuando los ojos no pueden mantener una película lagrimal para que permanezcan hidratados. En este sentido, los agentes externos mencionados anteriormente no favorecen este problema ocular que padece gran parte de la población.

 

Si en invierno notas que se acentúan molestias tales como el enrojecimiento, la sensibilidad a la luz, los ojos llorosos, la sensación de arenilla y la propia sequedad, te recomendamos que acudas al oftalmólogo para que recibas el tratamiento adecuado.

 

 

Medidas preventivas: cuida tu salud ocular en invierno

 

  • Utiliza gafas de sol en el exterior

 

Además de protegerte de la sequedad producida por el viento, te protegerán frente a las radiaciones ultravioleta. Recuerda que si practicas deporte de montaña son imprescindibles porque la nieve refleja cerca del 80% de los rayos ultravioleta. Aunque te limites a pasear por una zona nevada, la alta luminosidad también puede dañar tus ojos.

 

Las gafas de sol deben contar con un filtro solar alto y estar homologadas con el sello de la CE. En este artículo puedes informarte con más detalle sobre cómo proteger tus ojos en la nieve.

 

 

  • Atención a la sequedad ocular en el interior

 

El uso de humidificadores te ayudará a regular la humedad del ambiente para combatir la sequedad provocada por la calefacción.

 

Si notas molestias como las que hemos referido al hablar del síndrome de ojo seco, utiliza lágrimas artificiales para aliviarlas. El suero fisiológico también te ayudará a retirar las partículas que puedan entrar en el ojo a causa del viento. En ningún caso los frotes, aunque notes picor, y prescinde de colirios con corticoides.

 

 

Además…

 

  • Vigila la frecuencia de parpadeo, sobre todo si estás periodos largos de tiempo ante el ordenador, ya que al parpadear más se producirán lágrimas de forma natural para mantener hidratado el ojo.

 

  • Descansa la vista de las pantallas con pausas periódicas, tanto en el trabajo como en los momentos de ocio.

 

  • Cuida tu alimentación y consume alimentos con nutrientes específicos como vitaminas del grupo A, C y E, ácidos grasos esenciales y minerales.

 

  • Duerme las horas necesarias para garantizar el descanso nocturno, que también repercute en la salud ocular.

 

 

Los ojos son sensibles a los agentes externos e internos en todas las épocas del año. La prevención es la base para cuidar la salud ocular, además de las revisiones oftalmológicas periódicas recomendadas.

 

Si las molestias persisten en esta época del año, acude a nuestras clínicas oftalmológicas en Madrid para recibir el tratamiento adecuado y descartar otras patologías.

 

También te informaremos de forma personalizada sobre cirugía refractiva y operación de cataratas por láser. Solicita una consulta ahora.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario