Bolsas palpebrales qué son y cómo tratarlas

A medida que nos hacemos mayores pueden ir surgiendo unas bolsas debajo de los ojos, en la zona de la ojera. Se trata de un detalle facial que nos da un aspecto más envejecido y entristece mucho la mirada. Además esas bolsas suelen ir acompañadas de un parpado caído como “metido para adentro”. Este pequeño problema ocular, llamado bolsas palpebrales, es una retracción palpebral y, en caso de querer ser tratadas, deberías ponerte en manos de cirujanos plásticos oculares. 

Las bolsas palpebrales son de grasa y se localizan en el párpado inferior. Son una de las alteraciones más comunes y que más visitas genera en las consultas de cirugía estética. En Ophthalteam realizamos uan revisión de la etiología concreta de tu problema de bolsas palpebrales con el objetivo de encontrar la solución a la misma.

Las causas de la aparición de las bolsas palpebrales pueden ser desde cambios producidos en la anatomía, como el propio envejecimiento, de los tejidos orbitarios. Se trata de una acumulación de grasa que responde a un almacenamiento calórico del propio metabolismo, pero que puede ser fácilmente elminada mediante una técnica quirúrgida llamada blefaroplastia.

La blefaroplastia para la eliminación de las bolsas palpebrales

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento quirúrgico mediante el que se extrae la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia corrige la caída de los párpados superiores, bolsas palpebrales.

Si usted está buscando una mejoría en su aspecto, y posee un buen estado de salud podría ser un buen candidato para reducir sus bolsas mediante esta técnica. Nuestro equipo de profesionales la lleva a cabo a la perfección gracias a su dilatada expereincia en este tipo de intervenciones.

Con la intervención, la mirada vuelve a ser enérgica, rejuvenecida y vital. ¿En qué consiste esta solución quirúrgica? El cirujano retira la grasa del párpado inferior mediante una incisión en la zona interna del párpado y no deja cicatrices.

Existe una evaluación previa de los párpados, mirando el grado de tensión, edad y características de las bolsas. La blefaroplastia es la cirugía de párpados más común que, corrige las bolsas y el exceso de piel de los párpados inferiores y superiores.

 

La blefaroplastia se asocia a otras cirujías como la blefaroplastia cutánea, que retira el exceso de piel; el resurfacing que es un peeling con láser, el peeling cutáneo químico, la lipoestructura o lipofilling periocular, la toxina botulínica o Botox, la Cantopexia para corregir los párpados con hierlaxitud, y la transposición grasa para corregir las ojeras.

Dichas intervenciones se controlan de forma ambulatoria y bajo anestesia local, por tanto se pueden realizar el postoperatorio en casa pero siguiendo las indicaciones del médico.

Como todas las cirugías, corremos el riesgo de infecciones y asimetrías leves en la cicatriz, pero estas complicaciones son muy poco frecuentes. Habitualmente nuestros pacientes se reincorporan a la vida normal en 48 horas.

Posts Relacionados