Las cataratas son el proceso natural de envejecimiento del cristalino (la lente interna del ojo que sirve para enfocar) al perder de forma progresiva la transparencia. Esto se traduce en pérdida de visión debida al envejecimiento ocular.

Qué son y por qué se producen

Las cataratas no son propiamente una enfermedad, sino una pérdida de visión (opacificación del cristalino) debido al paso de los años. La edad de aparición es muy variable, pero generalmente la pérdida de enfoque del cristalino o vista cansada se da partir de los 45 años. El principal síntoma es una pérdida en la nitidez de la visión y fotofobia. A veces puede darse un cambio de graduación. Los síntomas van a depender del tipo de catarata. El diagnóstico debe ser realizado por un oftalmólogo.

Además de la edad, existen otros factores que pueden dañar el cristalino produciendo cataratas traumáticas. Puede darse con un golpe, corte, punción o una quemadura causada por agentes químicos.

Hay enfermedades que también pueden propiciar las cataratas: la diabetes, tener antecedentes familiares, haber sido intervenido quirúrgicamente por otro problema ocular y el tabaquismo.

 

¿Cómo se tratan las cataratas?

Actualmente, la única forma de tratar las cataratas es mediante cirugía. En la cirugía se extrae el cristalino envejecido y sustituye por un recambio, una lente intraocular artificial.  Es conveniente operar las cataratas en cuanto se detecten.

La operación se realiza con anestesia tópica, en forma de gotas. Es un proceso rápido, de unos 10 minutos y prácticamente indoloro. Si se trata solo de cataratas y no hay problemas en el resto de la salud ocular, la recuperación es buena. En caso de haber algún otro problema ocular, la recuperación dependerá de este problema.

Ophthalteam disponemos del Sistema de Precisión Catalys para la cirugía de cataratas mediante microcirugía ultrasónica. Se realizan dos microincisiones en el borde corneal. A través de estas incisiones se elimina la cara anterior del cristalino y se fragmenta su núcleo mediante ondas ultrasónicas. Estos fragmentos son aspirados y a continuación se implanta una lente en el cristalino vacío.  No requiere puntos y la recuperación es muy rápida.

Las lentes intraoculares pueden ser:

  • Lentes monofocales: se logra una buena visión de lejos, pero al haberse perdido la acomodación del cristalino se requerirá una corrección óptica (gafas).
  • Lentes correctoras de la presbicia: Con estas lentes se intenta mejorar también la visión cercana, pudiéndose prescindir de utilizar gafas tras su implantación.

Las lentes correctoras de la presbicia pueden ser:

  • Multifocales difractivas: Tienen dos focos, uno para lejos y otro para cerca. Se intenta obtener una buena visión para lejos y cerca. En ocasiones algunos pacientes pueden notar cierta dificultad en la visión a distancias intermedias.
  • Acomodativas: con ellas se suele lograr una buena visión lejana y en distancias medias, pero precisando gafas para vista cercana en baja graduación. 

 

El gran avance reciente es el desarrollo de las lentes intraoculares multifocales, que permiten corregir la presbicia, los defectos refractivos asociados (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) además de las cataratas.

La catarata más frecuente es la de tipo senil por envejecimiento.

Otros tipos de cataratas

  • Secundarias: que aparecen tras una cirugía por otros problemas oculares como el glaucoma.
  • Traumática: aparecen después de haber sufrido un golpe en el ojo.
  • Congénitas: son cataratas que aparecen al nacer o poco después, y no afectan a la visión.
  • Por radiación