Las cataratas forman parte del proceso natural del envejecimiento, llegando a provocar un deterioro serio de la visión con la correspondiente pérdida en la calidad de vida de quién las padece.

Se definen como la opacidad del cristalino, que es la lente natural del ojo, encargada de enfocar los objetos a diferentes distancias.
Esta lente, de forma natural por el proceso de envejecimiento, se va volviendo opaca y perdiendo su transparencia. Al principio de su aparición, los colores van perdiendo intensidad, se produce una mala visión nocturna y el paciente nota que necesita de una luz más potente para poder realizar actividades como leer.
A medida que la opacidad avanza, las imágenes se van viendo cada vez más nubladas, produciendo una pérdida en la agudeza visual.
La edad en la que suelen aparecer es muy variable, pero por lo general es a partir de los 45 años, independientemente de si se es hombre o mujer.

Existen otros factores que propician la aparición de las cataratas como la diabetes, las infecciones o traumatismos oculares y por motivos genéticos. También pueden aparecer como consecuencia de otros problemas oculares como el glaucoma.

Síntomas de la aparición de la catarata:
• Visión borrosa y en ocasiones doble.
• Molestias ante la exposición a la luz (Fotofobia).
• Modificaciones frecuentes en la graduación de las gafas.
• Molestias a la hora de conducir por la noche.
• Mejoría de la visión de cerca (aparición de miopía).

Acudir periódicamente a la consulta de un profesional va ayudarnos a detectar en sus inicios el problema de las cataratas. Por eso que siempre recalquemos la importancia de la prevención con visitas regulares a nuestro oftalmólogo de confianza.

Tratamiento con láser Catalys

Es el único tratamiento que existe para las cataratas es la cirugía. Se trata de un proceso rápido e indoloro, con una eficacia muy elevada y muy bajos riesgos.

Consiste en la sustitución del cristalino opacificado por una lente intraocular artifical.

El tratamiento con láser Catalys ha demostrado seguridad y eficacia en la cirugía de cataratas puesto que detecta las superficies del cristalino y la córnea del paciente, dispone de gran exactitud en las imágenes, que van a ser las que guíen al médico en la intervención.

Permite una mayor precisión, limpieza en la intervención, rapidez de ejecución y seguridad durante todo el procedimiento.

La precisión se logra gracias a que el láser es capaz de trabajar en millonésimas de segundo, de modo que reproduce con plena exactitud las micoincisiones que han sido previamente diseñadas por el cirujano con la tecnología computerizada. Asímismo permite reducir al máximo la energía de ultrasonidos utilizada minimizando los posibles dañs al restod e tejidos oculares.

Cada intervención es completamente personalizada, ya que nos podemos adaptar a la anatomía ocular única de cada uno de nuestros pacientes.

El que se trate de un tratamiento completamente personalizado, es una de las razones por las que este tipo de láser proporcione tan buenos resultados.

De hecho, la rapidez y eficacia de este tipo de cirugía, lleva a que cada vez haya más gente que confié en este método para operarse de cataratas.

CLINICA OPHTHALTEAM