Causas del desprendimiento de retina

Las causas del desprendimiento de retina pueden ser múltiples, en este artículo tratamos de analizar algunas de ellas. El desprendimiento de retina es una patología más frecuente de lo que puede parecer a priori. Se produce porque el tamaño de la cápsula que envuelve el humor vítreo disminuye por deshidratación.

Los principales causantes del desprendimiento de retina son la edad o reacciones a operaciones de cataratas.

La cápsula que envuelve el humor vítreo se desprende de la pared de la retina produciéndose un desgarro que deja pasar líquido y que acaba provocando el desprendimiento total de la retina. 

¿Qué es la retina?

La retina es un tejido sensible a la luz situado en la superficie interior del ojo. Como una tela donde se proyectan las imágenes.

La luz incide en la retina y desencadena una serie de fenómenos químicos y eléctricos que se traducen en impulsos nerviosos que son enviados al cerebro a través del nervio óptico. Entonces es cuando se produce el fenómeno de la visión.

La retina está formada por varias capas de neuronas interconectadas y está provista de células sensibles a la luz, llamadas conos y bastones. Los conos son las células responsables de la visión en color y los bastones funcionan en condiciones de baja luminosidad y proporcionan la visión en blanco y negro.

¿Qué es un desprendimiento de retina?

Cuando se produce un desprendimiento de retina, el paciente puede notar la sensación de moscas volantes en su foco visual. Además de sensación de flashes o pérdida de visión en ciertas zonas.

Ante cualquiera de estos síntomas, hay que acudir rápidamente al oftalmólogo. Desde Ophthalteam recomendamos revisar anualmente la vista, sobre todo pacientes de riesgo como las personas padecen un alto grado de miopía. 

desprendimiento de retina

 

Causas del desprendimiento de retina

Multiplicidad de factores pueden desembocar en un desprendimiento de retina. Se trata de una de alteraciones más graves que puede aparecer a pacientes con diabetes pero también por un proceso degenerativo de la retina provocado por un traumatismo, una inflamación o una hemorragia. Cualquier agente externo que provoque un fracción de la capa, la rompa y la desprenda puede originar un desprendimiento de retina.

Uno de los factores de riesgo es que existan antecedentes familiares que hayan sufrido un desprendimiento de retina. Otra de las causas puede ser el haberse sometido a una operación de cataratas con mal resultado o haber sufrido glaucoma.

Análisis oftalmológico específico

Lo más recomendable, al menor síntoma es acudir a un especialista de los ojos que examinará la retina par dar con el diagnóstico más acertado. A partir de aquí se determinará el tratamiento específico recomendado según al gravedad de la lesión en la retina.

Entre los diversos exámenes sirven para comprobar el estado del ojo y la retina:

  • Tonometría: Calibra la presión del ojo.
  • Angiofluoresceinografía: Observa el flujo de sangre.
  • Comprobar la visión del color.
  • Oftalmoscopia: Examina el fondo del ojo.
  • Examen básico de agudeza visual.
  • Examen con lámpara de hendidura.
  • Ecografía.

Tratamientos para el desprendimiento de retina

Después de la obtención de los resultados de los exámenes oculares, el profesional determinará cuál es el tratamiento más adecuado para obtener los mejores resultados. Los tratamientos variarán en función de la gravedad del daño detectado en la retina. Podría ser que con el láser se solucionase si solo se trata de una rotura.

Sin embargo, si el desprendimiento se ha producido, la solución será quirúrgica. Una de las que más resultado dan es la colocación de una banda de silicona que rodea la retina y la sujeta al globo ocular. La retina acaba uniéndose por cicatrización.

Posts Relacionados