Causas, fases, síntomas y tratamientos de la Retinopatía Diabética

 

Una dolencia que se presenta entre aquellas personas que padecen diabetes es la retinopatía diabética, que hoy queremos explicar en profundidad.

Esta dolencia tiene su origen en el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. El daño ocasionado en dichos vasos sanguíneos provocan una fuga de fluido o sangre de los mismos y con ella, la proliferación del tejido fibroso en la retina. Esto implica que la visión se deteriora puesto que la imagen enviada al cerebro se vuelve borrosa.

Causas
La principal causa es un control inadecuado de la glucemia (azúcar en sangre) en los individuos diabéticos. Sin embargo, otros factores como el tabaco, la obesidad y la hipertensión arterial (los mismos que pueden causar diabetes) también contribuyen a que aparezca esta enfermedad.

 

retinopartía_diabetica

Síntomas
A menudo no se producen síntomas durante las primeras etapas de la retinopatía diabética. No obstante, tarde o temprano la visión podría volverse borrosa o bloquearse por completo. Pero incluso en los casos más avanzados la enfermedad podría progresar sin señales de alarma durante mucho tiempo, de ahí la importancia de los exámenes oculares periódicos.

Etapas o fases
1. Formación de microaneurismas, que son dilataciones de los pequeños vasos que se rompen con facilidad.

2. Aumento de la permeabilidad de los capilares de la retina. La consecuencia es la salida de líquidos del interior de los vasos y la formación de depósitos en la retina que se llaman exudados.

3. Obstrucción de los capilares y arteriolas de la retina. La obstrucción de los vasos, produce falta de oxígeno a las células encargadas de la recepción de los estímulos luminosos, los conos y los bastones.

4. Proliferación de nuevos vasos y tejido fibroso. El organismo trata de compensar la deficiencia de oxígeno formando nuevos vasos sanguíneos, pero estos vasos nuevos son frágiles, se rompen fácilmente y conducen a nuevas complicaciones.
5. Contracción del tejido fibroso. Esta es la última fase de la enfermedad que puede conducir a una pérdida muy importante de la capacidad visual.

Prevención

La mejor forma de evitar la retinopatía diabética consiste en controlar la diabetes y mantener la presión arterial a niveles normales. Las personas diabéticas deberían someterse a exámenes visuales anuales cinco años después de que se les diagnostique la diabetes, para que el tratamiento necesario pueda comenzarse de manera precoz y así se salve la visión.

Se recomienda revisiones semestrales o anuales con el oftalmólogo con fondo de ojo.

retinopatia_diabetica

 

Tratamientos

El tratamiento consiste en la fotocoagulación por láser, en la que un rayo láser se aplica sobre el ojo para destruir los nuevos vasos sanguíneos y sellar los que presentan pérdidas. Este tratamiento es indoloro porque la retina percibe las sensaciones dolorosas.
Si la hemorragia de los vasos dañados ha sido grande, puede ser necesario recurrir a la cirugía para extraer la sangre que ha entrado en el humor vítreo (un procedimiento llamado vitrectomía). La visión mejora tras la vitrectomía y el humor vítreo es gradualmente reemplazado.

En nuestra Clínica Oftalmológica contamos con un departamento especializado en Retina Médica, puede solicitar cita o resolver cualquier duda en nuestro teléfono 91 411 15 55 o en la dirección de e-mail info @ophthalteam.com