Cirugía de cataratas: facoemulsificación

En Ophthalteam, su centro de oftalmología que ofrece una atención integral para sus ojos, trabajamos la cirugía de cataratas mediante microcirugía ultrasónica. En concreto, a base de la técnica de facoemulsificación. ¿Qué objetivos conseguimos gracias a ella? Los cirujanos hacen pequeñas incisiones en el borde corneal para proceder a la eliminación de la capa anterior del cristalino. Así, también se lleva a cabo la fragmentación del núcleo, a base de ondas ultrasónicas, que emite el propio facoemulsificador. Los fragmentos a los que estamos haciendo referencia, se aspiran, y se procede a instalar una lente en el cristalino, que ha quedado completamente vacío.

A grandes rasgos, este sería el breve resumen de la operación de cataratas a base de facoemulsificación con implante de lente intraocular. A continuación, explicaremos más detalladamente el procedimiento para que nuestros pacientes lo comprendan. Debemos comenzar por responder a la siguiente pregunta, ¿qué es exactamente la facoemulsificación de la catarata? Es un procedimiento a través del cuál se emplean ultrasonidos con la finalidad de dividir la catarata. La incisión que los cirujanos deben hacer es de aproximadamente tres milímetros donde se elimina la parte opaca del cristalino.

¿Cuándo es recomendable operarse de cataratas?

Esta sería la siguiente pregunta a la que hay que responder correctamente para nuestros pacientes de Ophthalteam. Es necesario cuando no se puedan llevar a cabo tareas cotidianas con total normalidad. También es recomendable esta intervención, para aquellas personas que padezcan defectos refractivos como: miopía, presbicia o alta hipermetropía. Gracias al establecimiento de la lente intraocular, logramos dos objetivos fundamentales: mejorar en la visión. Además, incluso que llevar gafas o lentes de contacto, no sea necesario.

Los profesionales de Ophthalteam recomendamos a nuestros pacientes que una vez que han decidido operarse de cataratas, es necesario hacer unas pruebas previas. En ellas, sabemos con exactitud cómo es la catarata, cuál es su tamaño exacto y el lugar donde está situada. En cuanto a las pruebas propiamente dichas, por norma general, se tiende a hacer un test de agudeza visual, biometría, estudio del fondo del ojo y el estado de la tensión ocular. Si fuera necesario, procederíamos hacer una tomografía de coherencia óptica, muy valiosa para pacientes diabéticos.

cataratas cirugía operación Cirugía de cataratas: facoemulsificación

Cirugía de cataratas paso a paso

La técnica quirúrgica de facoemulsificación comienza con la entrada al ojo. Por lo tanto, es necesario hacer una incisión corneal. Esta se puede hacer de dos maneras: mediante el láser de femtosegundo o la cirugía habitual. Después, procedemos a insertar una cánula con la anestesia en el área conocida como cámara anterior. A continuación, es necesario introducir ácido hialurónico en la cámara anterior para poder trabajar con total libertad.

Para tener el acceso que necesitamos a la catarata es necesario romper circularmente la cápsula anterior del cristalino con el láser de femtosegundo. En la siguiente parte del procedimiento es donde entra el juego el facoemulsificador, para partir y aspirar la catarata. Es muy importante limpiar la cápsula cristalina de todos los restos que existan de catarata.

Y, la última parte de la intervención, explicada a grandes rasgos, es aquella en la que se introduce la lente intraocular dentro del saco capsular. Además, los pacientes no deben preocuparse en cuanto a las posibles suturas de las incisiones, ya que no hace falta realizar ninguna sutura. El último paso que hace el doctor es proceder a colocar gotas de antibiótico y antiinflamatorio.

Los resultados de la cirugía de cataratas son extraordinarios y con gran recuperación. En cuanto al postoperatiorio, llevar gafas de sol para salir a la calle, dormir boca arriba y no frotarse los ojos, son algunas recomendaciones fundamentales.

Posts Relacionados