Cirugía de la miopía mediante láser lasik

El objetivo principal que tiene la cirugía de la miopía es mejorar la visión de los pacientes que acuden a Ophthalteam, como especialistas en ofrecer una atención integral para sus ojos. Dejar atrás las gafas o lentes de contacto, es posible.

Gracias a esta intervención procedemos a adaptar la córnea para que la forma en que el ojo enfoca los rayos de luz hacia la retina sea la adecuada. La visión clara solamente se consigue cuando la córnea y el cristalino son capaces de inclinar o refractar los rayos de luz. De esta manera, las imágenes se encauzan en la retina.

Una de las preguntas que nos hacen los pacientes de Ophthalteam es el tiempo total de la operación. En cada ojo suele ser de diez  a quince minutos. El láser lasik, emplea un láser ultravioleta que se encarga de sacar una fina capa de tejido corneal. Solamente así lograremos que la córnea tenga una nueva apariencia para que los rayos solares enfoquen con total luminosidad sobre la retina.

El oftalmólogo empieza creando una capa fina en la córnea mediante dos herramientas fundamentales: un bisturí o bien un rayo láser. ¿Qué necesita exactamente? Eliminar tejido corneal con la ayuda del láser. Una vez que haya finalizado, la tapa que hemos mencionado, vuelve a su sitio y la recuperación se produce sin complicaciones. Este tipo de láser permite que la córnea esté más nivelada. Mientras que para los pacientes que tienen astigmatismo, la función cambia ligeramente. Lo que quieren es que esté más moldeada y tenga un aspecto más normalizado.

Cirugía de la miopía: procedimiento

Estas serían a grandes rasgos las labores del oftalmólogo. Sin embargo, en este artículo de Ophthalteam sobre cirugía de la miopía, queremos profundizar más en el tema. El procedimiento lasik emplea un instrumento quirúrgico denominado láser excímer. El paciente está reclinado para la intervención y lo primero que se le hace es insensibilizar el ojo mediante unas gotas de anestesia. Como ayuda adicional, contamos con un aplanador, para que los párpados no estén moviéndose. Después, el anillo de succión cumple las dos funciones que le han sido asignadas previamente: levantar y aplanar la córnea.

En la cirugía de la miopía siempre y cuando el anillo de succión este presente, la visión de los pacientes se vuelve oscurecida o en su defecto, negra. En cuanto la córnea está plana, mediante el láser o el bisturí, nos encargamos de realizar la capa de tejido corneal. Esta tapa tiene que levantarse y doblarse hacia atrás, para seguir con el procedimiento de cirugía de la miopía.cirugía miopía láser Cirugía de la miopía mediante láser lasik

 

A continuación, el cirujano se encarga de comprobar que el láser esté en la posición correcta. El paciente tiene que mirar a un punto de luz blanca mientras el láser hace su trabajo y moldea el tejido corneal. Una vez que ha finalizado, la tapa del tejido corneal vuelve a su posición inicial.

Recuperación tras la cirugía de miopía

¿Qué sienten los pacientes de Ophthalteam una vez que ha finalizado el procedimiento? Los ardores son algo normal. Podemos experimentar la sensación de tener algo en el ojo. Estas molestias duran unas seis horas, después, estaremos  recuperados. Los oftalmólogos de nuestro centro también pueden recetar ciertos medicamentos para el dolor.

Uno de los consejos más importantes tras la cirugía de la miopía es no frotar el ojo para que el colgajo no sufra. En las seis primeras horas es necesario que el ojo tratado permanezca cerrado. El día de la cirugía la visión es borrosa, pero al día siguiente, mejorará. Los médicos le colocarán además un protector para que el colgajo esté perfectamente protegido. Conducir, los deportes acuáticos y de contacto, así como los maquillajes, están prohibidos, hasta que hayamos mejorado en nuestra visión.

Posts Relacionados