Las nuevas tecnologías han irrumpido en nuestras vidas de forma sorprendente desde hace unos años atrás. Personas de todas las edades consumen habitualmente información de forma masiva en diferentes dispositivos tales como: ordenadores, tablet, Smart TV y la llegada del smartphone que han sido algo masivo. El teléfono funciona como un ordenador y nuestros ojos, lo notan. Se resienten continuamente con la aparición de la presbicia o vista cansada.

¿Cuántas personas que trabajan a diario sentadas delante del ordenador entre siete y ocho horas han tenido que usar gafas por primera vez? Muchas, ¿verdad? Pero, ¿por qué se produce este fenómeno? La presbicia o vista cansada se definiría como el esfuerzo que hace el ojo para ver con una mayor nitidez los objetos que están más cercanos a nuestro cuerpo, como puede ser por ejemplo un teléfono inteligente. Para leer toda la información que recibimos a diario en los servicios de mensajería instantánea tenemos que hacer el siguiente gesto repetitivo, bajar la vista hacia abajo y nuestro cuello sufre el denominado síndrome de tech neck o fatiga cervical. Pero, los ojos, también salen perjudicados en este aspecto.

Acomodación del ojo para fijar la vista en objetos cercanos

Cuando nuestros ojos están en una situación de normalidad es decir, en reposo, se adaptan a lo que vemos en la lejanía. Mientras que cuando queremos ser más preciosos y estamos delante de la pantalla de un ordenador portátil, el ojo necesita cambiar de foco, para estar más cómodo. Este sacrificio al que nos estamos refiriendo, se le conoce con el término de acomodación y tiene unas consecuencias determinadas que afectan directamente a nuestro ojo y  que procedemos a explicar a continuación. El cristalino y los músculos de los ligamentos que rodean al mismo, tienen ciertas deficiencias y por este motivo, padecemos presbicia.

Una vez que el ojo ya se ha acomodado correctamente para ver la información actualizada en twitter sobre un dispositivo como puede ser una tablet por ejemplo, aparece la presbicia y vemos borroso. Además, es muy importante mencionar que la acomodación es menor conforme van pasando los años. Es decir, cuando tengamos 40 años, solamente nos quedarían unas tres o cuatro dioptrías. En Ophthaltem hacemos mucho hincapié en que a la edad de los 40 años es cuando la presbicia se hace notar de forma más latente. Mientras que cuando el envejecimiento ya se va abriendo paso a los 65 años, llega a ser mínima.

vista cansadaEl tratamiento de la presbicia o vista cansada se corrige mediante gafas de lectura, bifocales y progresivas. Aunque, también tenemos otras alternativas, como la monovisión. Lo que hacemos es corregir el ojo dominante para ver bien de lejos y otro para ver bien de cerca. Y si queremos tener un resultado óptimo es cuando nos decantamos por la cirugía de la presbicia.

Técnica de facoemulsificación para el tratamiento de vista cansada

El equipo de profesionales de Ophthalteam explica a sus usuarios de la forma más sencilla posible la cirugía de la presbicia más habitual que se conoce como presbicia convencional con facoemulsificación. Los profesionales de la oftalmología sacan el cristalino del ojo mediante una herida pequeña de unos 1,5 milímetros que se hace con dos herramientas principalmente: bisturí o láser de femtosegundo. Para aquellos pacientes que sean más nerviosos y sufran ansiedad, cada vez que hay que llevar a cabo un procedimiento médico, pueden estar tranquilos, ya que en diez minutos quedará todo resuelto. Además, no hace falta quedar ingresados en el hospital.

La operación de presbicia convencional con facoemulsificación se lleva a cabo bajo los efectos de anestesia tópica que se administra en una solución con gotas. Después, procedemos a hacer el corte, para instalar una sonda hacia el cristalino. Esta sonda tiene la capacidad de retransmitir ultrasonidos rompiendo el cristalino y lo aspira a la vez. El siguiente paso en la intervención de la cirugía de la presbicia es introducir una lente intraocular plegada para terminar.