Cirugía levantamiento de párpados

El área alrededor de los ojos es una de las primeras zonas donde notamos los signos del envejecimiento. Las bolsas que pueden aparecer debajo de los ojos y los párpados superiores caídos, pueden ser corregidos con una cirugía plástica conocida como blefaroplastia.

Cirugía en los párpados

Esta cirugía mejora de forma radical el aspecto de los ojos y por lo tanto de nuestro rosto. Esto se logra al eliminar el exceso de piel (y en ocasiones grasa) en los párpados tanto superiores como inferiores. Hoy en día, este tipo de procedimiento se realiza para mejorar la capacidad de visión y corregir los problemas estéticos derivados de un párpado caído, y no están cubiertos por la seguridad social (solo lo cubre en el caso de que los párpados caídos perjudiquen de forma objetiva la visión), por lo que está en manos del cliente en saber escoger la clínica adecuada con profesionales que le garanticen seguridad en los resultados. Los precios van a oscilar según lo que se requiera en cada caso. Desde Ophthalteam recomendamos la importancia de mirar la calidad y seguridad que ofrece la cirugía, más que el coste de la misma.

El tipo de técnica que se va a efectuar, debe ser realizado por un profesional. Cada persona presenta sus particularidades que han de ser valoradas individualmente y la piel del ojo no es una excepción.

Existen casos donde hay un desprendimiento de la piel superior de un solo ojo, de los dos o incluso que se necesite retocar la piel superior e inferior del ojo.

Por lo general, se tratan los dos ojos de forma que permita un mejor aspecto facial y respeto por la simetría. Analizando a cada persona y su simetría, se podrá determinar también si va a ser necesaria una blefaroplastia inferior (que trata de recolocar la piel sobrante).

Esta cirugía puede llevarse a cabo por medio de métodos tradicionales o por medio de cirugía láser. El objetivo de la cirugía en el párpado superior será la de levantar el párpado eliminando el exceso de piel. En el párpado inferior se elimina el exceso de piel y los depósitos de grasa, haciendo que desaparezcan las molestas y antiestéticas bolsas debajo de los ojos.

Mencionar que al realizar una cirugía de párpados se estira la piel por lo que desaparecerán las arrugas relacionadas con el párpado, es decir, las situadas justo encima o debajo de este (lo que no incluye las “patas de gallo”). Por lo que el resultado en ambos tipos de cirugía es la de una piel más tersa en esta zona y una cara en general rejuvenecida.

La recuperación de este tipo de cirugía es relativamente sencilla. Normalmente, el paciente puede incorporase a su vida diaria a los 10 días si no ha sufrido ninguna dificultad. Para evitar problemas es muy importante seguir estrictamente las recomendaciones de los profesionales.

Los resultados de la cirugía son duraderos y contribuyen a la mejora en la calidad de vida del paciente, especialmente cuando tenían los párpados muy caídos.

caída de los párpados

 

¿Quién puede hacerse una cirugía en los párpados?

La persona que quiera someterse a este tipo de cirugía debe contar con un buen estado de salud. La mayor parte de los pacientes que se presentan a este procedimiento son mayores de 35 años. Existen factores genéticos por los cuales hay personas que heredan los párpados caídos o la acumulación de bolsas de grasa debajo de los ojos, por lo que se realizan la operación más jóvenes.

Para muchos, este tipo de cirugía es un medio para mejorar su visión que se ve impedida por los párpados caídos. Candidatos no aconsejables para este tipo de cirugía, serían aquellos que sufren de producción insuficiente de lágrimas, presión arterial alta, diabetes, trastornos circulatorios, enfermedades cardiovasculares o enfermedad de la tiroides.

 

 

 

Posts Relacionados