Los problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo, la presbicia, y las cataratas son las intervenciones más comunes de cirugía ocular.

En Ophthalteam te explicamos las particularidades de cada intervención.

 

 

Cirugía refractiva: miopía, hipermetropía y astigmatismo

Si quieres olvidarte de las gafas y de las lentes de contacto, los problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo pueden corregirse mediante lentes intraoculares o cirugía láser.

 

  • En algunos casos, por ejemplo por defectos refractivos altos, se precisa la implantación de lentes intraoculares para corregir el problema de visión.

 

  • El láser de tipo Amaris es la nueva generación de láseres que se utiliza en las dos técnicas más conocidas en este tipo de intervenciones: el Lásik y el PRK. Es un láser seguro, rápido y eficaz.

 

Antes de someterte a una operación para corregir un problema refractivo es preciso realizar pruebas para valorar tu caso de forma personalizada, lo que permitirá determinar qué técnica o procedimiento se ajusta a tu situación.

 

 

Cirugía refractiva: presbicia

Aunque también se considera un problema refractivo, la presbicia merece mención aparte por sus propias peculiaridades.

 

La presbicia o vista cansada está asociada al envejecimiento, por lo que afecta a todas las personas a partir de los 40 o 45 años de edad. Con el paso del tiempo, el cristalino pierde elasticidad y la capacidad connatural de enfocar los objetos cercanos.

 

Por eso, uno de los síntomas más frecuentes se manifiestan cuando tenemos que alejar el móvil o la revista que estamos leyendo para enfocar mejor los textos.

 

La presbicia puede aparecer asociada a otro problema refractivo como la miopía o la hipermetropía.

 

Su operación es una de las más comunes porque permite prescindir del uso de gafas o lentes de contacto para tu comodidad. Además, al sustituir el cristalino por una lente intraocular no se desarrollan cataratas en un futuro.

 

La intervención por láser es un tratamiento muy similar al que se usa para corregir la miopía.

 

 

Cirugía de cataratas

La catarata es una opacidad del cristalino provocada por el envejecimiento, y son la causa más común de pérdida de visión a partir de los 40 años.

 

La cirugía es el único tratamiento que te va a ayudar a eliminar las cataratas y consiste en eliminar el cristalino para sustituirlo por una lente intraocular.

 

Otra gran ventaja de su operación es que la lente intraocular que va sustituye al cristalino se ajusta para corregir otros problemas refractivos como la miopía o la hipermetropía.

 

Además, al sustituir al cristalino por una lente tienes la garantía de que no pueden aparecer de nuevo en un futuro.

 

 

 

En Ophthalteam contamos con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica y somos especialistas en todo tipo de técnicas para la corrección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, cataratas y cirugía plástica ocular.

 

Además disponemos de las tecnologías más innovadoras y avanzadas como el láser Amaris utilizado en cirugía refractiva Lásik y PRK.

 

Nuestro equipo de especialistas valorarán tu caso de forma personalizada para que te liberes por fin de las gafas o las lentes de contacto.

 

Solicita ahora consulta con nuestro equipo y benefíciate de todas las ventajas que te ofrece la cirugía ocular.