La cirugía plástica ocular no se limita a las patologías estéticas, al contrario de lo que comúnmente se suele asociar a esta subespecialidad oftalmológica.

 

De hecho, la cirugía plástica ocular y orbitaria se ocupa de anomalías o problemas estéticos, pero también de los funcionales relacionados con las órbitas oculares, los párpados y las vías lagrimales.

 

En Ophthalteam contamos con un departamento de cirugía plástica ocular que soluciona los problemas funcionales, estéticos y reconstructivos del ojo y los anexos que lo rodean.

 

 

Cirugía plástica y ocular: tratamientos

 

La cirugía plástica soluciona problemas de malposición de los párpados, exceso de lagrimeo y tumores benignos o malignos dentro y fuera del ojo.

 

No hay que olvidar que la zona ocular es el área más fina del rostro y acusa enseguida el paso del tiempo. Las arrugas y las bosas de grasa en los párpados nos dan un aspecto cansado que se puede reducir con una intervención de cirugía plástica. Estas intervenciones rejuvenecen la mirada y recuperan la expresión de los ojos.

 

En el ámbito estético y cosmético, las intervenciones más comunes que ayudan a mejorar el contorno de los ojos son:

 

  • Operación de bolsas palpebrales

 

  • Párpados caídos

 

  • Ojeras

 

  • Patas de gallo

 

  • Arrugas

 

 

Blefaroplastia

 

Las bolsas parpebrales son un signo de envejecimiento ocular y se instalan en la parte superior e inferior de los párpados. En la parte superior de los párpados, la cirugía plástica ocular elimina la piel sobrante, mientras que en la inferior se deja a un lado la grasa residual.

 

En esta intervención también se tensa la piel para que la vitalidad de la mirada del paciente mejore.

 

 

Párpados caídos

 

El envejecimiento, la enfermedad o la genética son factores que pueden originar el descolgamiento del párpado superior. Esto no solo supone un problema a nivel estético, sino que también produce un incremento del lagrimeo y dificulta la visión.

 

Al intervenir el párpado superior, el paciente rejuvenece la mirada y gana en calidad de vida si los problemas funcionales son acusados.

 

 

Arrugas y patas de gallo

 

Las infiltraciones de ácido hialurónico y toxina botulínica son los dos tratamientos que se utilizan con más frecuencia para solucionar las pequeñas arrugas alrededor de los ojos, o patas de gallo.

 

Con el paso del tiempo, la zona delicada del contorno de ojos pierde elasticidad y firmeza. Los cosméticos son aliados que ayudan en el día a día, pero en ocasiones no consiguen solucionar problemas de arrugas ya asentadas que sí reduce la cirugía plástica en sesiones breves de 30 minutos.

 

 

 

Una de las preocupaciones de los pacientes es el postoperatorio después de cualquier operación ocular, ya sea plástica o refractiva. En el caso de las intervenciones de cirugía estética ocular, el postoperatorio te permite volver a la rutina dos días después de la operación. Sí hay que tener especial cuidado con los esfuerzos, como agacharse o coger objetos pesados.

 

En Ophthalteam contamos con más de 30 años de experiencia en cirugía ocular. Si tienes alguna duda sobre las diferentes opciones de cirugía estética ocular, consúltanos para recibir un diagnóstico personalizado.