En Ophthalteam ofrecemos una atención integral para sus ojos gracias a los últimos tratamientos del mercado como la cirugía refractiva. Con estos procedimientos quirúrgicos corregimos defectos refractivos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo dejando a un lado las lentes de contacto. Debemos saber que hay ciertos pacientes que no pueden someterse a esta intervención. Algunos de ellos son por ejemplo: mujeres embarazadas, diabéticos, lo que padecen infecciones sistémicas o trastornos psiquiátricos, entre otros.

La cirugía refractiva ayuda a mejorar nuestra visión. Lo que pretendemos los profesionales de la oftalmología con esta operación, es acomodar la capacidad de enfoque del ojo adaptando así la córnea. Además, existe otro tipo de cirugía en el que se implantan también lentes dentro del ojo. Recibe el nombre técnico de cirugía refractiva lasik. Es una intervención que se hace en pocos minutos mediante anestesia. Su uso está ampliamente ligado a rectificación de defectos refractivos como: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

¿A qué nos referimos con los defectos de refracción?

Cuando hablamos de cirugía refractiva siempre hacemos referencia a los defectos de refracción o refractivos, pero todavía no hemos explicado en qué consisten exactamente. Si nuestros ojos están sanos, la imagen que recibimos entra en el ojo por medio de la córnea y el cristalino hasta que finalmente se proyecta en la retina. Este procedimiento recibe el nombre de refracción. Una vez que está en la retina, se traslada al cerebro con la ayuda del nervio óptico. En condiciones normales, obtenemos una visión perfecta del objeto que estamos mirando. Pero, cuando la imagen no llega con claridad, surgen problemas en el proceso dando lugar a la visión borrosa. La imagen no está concentrada en la retina. Por lo tanto, nos estamos refiriendo a los defectos de refracción.

El tratamiento de la cirugía refractiva se basa en el conjunto de técnicas que trabajan para que la curvatura de la córnea sea más cóncava. Mientras que la cirugía refractiva aplicada al cristalino trabaja en base a otras funciones. Por un lado, colocar lentes en la parte superior o cambiarlo por un cristalino artificial, cuando tengamos presbicia o una ametropía elevada. Con la cirugía refractiva solucionamos todos los problemas de graduación de los pacientes de Ophthalteam.

cirugia-refractiva-gafas

Procedimientos de cirugía refractiva en Ophthalteam

Además de la ya mencionada inicialmente como cirugía refractiva Lasik, también trabajamos con otras tecnologías al servicio de nuestros pacientes. El láser intralase utiliza el láser de femtosegundo para la realización del flap corneal. La diferencia con respecto a la anterior, es en cuanto a la seguridad y precisión. La cirugía corneal se hace se hace con convicción para tratar la miopía, hipermetropía, astigmatismo y la cirugía de queratocono. El láser intralase accede a aquellas intervenciones que eran más complicadas previamente, al haber un escaso espesor corneal.

En Ophthalteam también trabajamos con la cirugía láser PRK siempre y cuando, la cirugía refractiva Lasik, no pueda solucionar ciertos casos particulares más complejos. El láser PRK se emplea para pacientes que tengan la córnea fina. A diferencia de operar con Lasik, el postoperatorio va a ser mucho más lento. Además, los pacientes deben llevar unas gafas específicas durante el procedimiento de cicatrización.

Y por último, nos queda por explicar la intervención de cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares. Lo que hace el cirujano es implantar una lente intraocular para cada ojo justo por delante del cristalino y detrás del iris, en lo que técnicamente denominamos como cámara posterior. De esta manera, hará el mismo trabajo que una lente de contacto. Las ventajas de las lentes intraoculares son variadas: no producen molestias, buena calidad visual y disminución de la sequedad ocular.