Cómo cuidar la salud visual de los niños

Salud visual infantil

 

La buena salud visual está asociada al desarrollo y al aprendizaje del niño. Detectar a tiempo los problemas es importante para que no se quede estancado en sus estudios o en sus relaciones sociales.

 

Ten en cuenta que los niños no saben si ven mal o bien porque carecen de una experiencia previa, y en la mayoría de las ocasiones tampoco saben comunicarlo.

 

De ahí la importancia de que acudan anualmente a una revisión que controle su evolución y detecte las posibles anomalías visuales.

 

 

¿Cuándo deben acudir a la primera revisión?

 

La primera revisión ocular se establece en torno a los 3 años de edad, siempre que no haya síntomas que indiquen que el niño tiene ya un problema de visión.

 

 

¿Cuáles son los problemas infantiles de visión más comunes?

 

Miopía

El niño ve mal de lejos, lo que se manifiesta en hábitos como estirar el cuello para ver mejor, entrecerrar los ojos para ver a lo lejos, acercarse a los objetos o a la televisión para enfocar la visión.

 

Hipermetropía

En este caso el niño ve mal de cerca y puede provocar ojo vago o estrabismo. Los síntomas que detectarás son que inclina la cabeza hacia atrás para ver mejor o que sufre fatiga ocular.

 

Estrabismo

La alineación de los ojos no es correcta, pero puede corregirse en la infancia con el tratamiento adecuado. De ahí la importancia de su detección precoz. Otros síntomas que puede manifestar es que cierre los ojos para enfocar o que incline la cabeza para ver mejor.

 

Ojo vago o ambliopía

Aquí el niño utiliza menos uno de los dos ojos durante su desarrollo visual, por lo que es importante detectarlo en torno a los 3 o 4 años. Entre sus síntomas notarás que cierra un ojo para enfocar, que desvía la cabeza para mirar o que la inclina para tareas que conlleven esfuerzo de la vista.

 

 

Consejos para una buena salud visual infantil

 

  • Ofrécele un espacio de estudio ordenado, amplio y con suficiente luz. Las mesas de estudio deben disponer de una luz adicional para reforzar la natural.

 

  • Controla que no se acerque en exceso al papel o al ordenador, ya que puede traer problemas futuros o ser síntoma de los que ya tiene en el presente.

 

  • Asegúrate de que se acostumbra a descansar la vista de cerca tras media hora de estudio o de juegos ante una pantalla.

 

  • Promueve las actividades al aire libre para evitar el uso excesivo de pantallas.

 

  • Controla los niveles de humedad en el ambiente y el uso de la calefacción y del aire acondicionado para evitar la sequedad.

 

  • Dale una alimentación sana que contenga los nutrientes que favorecen la salud de los ojos, como te comentamos en este post.

 

  • Agenda con tiempo la revisión anual para detectar a tiempo los problemas oculares y tener la tranquilidad de que todo va bien.

 

En su primera revisión oftalmológica se descartarán los problemas de ojo vago, de miopía, de hipermetropía y la necesidad de usar gafas.

 

En nuestra clínica oftalmológica Madrid cuidamos de la salud de tus hijos y de toda la familia. Reserva ya cita para las revisiones anuales.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario