Los ojos también acusan el paso del tiempo y, a medida que envejecemos, perdemos agudeza visual. Uno de los problemas oculares que se manifiestan con el paso de los años son las cataratas.

Las cataratas son la causa de pérdida de visión más común a partir de los 40 años y se producen por la opacificación del cristalino.

 

En Ophthalteam te explicamos cuáles son los principales síntomas de las cataratas y cómo ve una persona que las padece.

 

 

 

¿Cómo ve una persona con cataratas?

 

La pérdida de visión se manifiesta en los siguientes síntomas. Si te sientes identificado con alguno de ellos acude a un oftalmólogo, sobre todo si no llevas a cabo las revisiones periódicas recomendadas. Ten en cuenta que las cataratas deben operarse en cuanto se detecten, ya que las cataratas avanzadas conllevan mayor riesgo y dificultad en la intervención.

 

El principal síntoma es la pérdida de agudeza visual, pero estos son ejemplos más concretos que te ayudarán a comprender cómo ve una persona con cataratas:

 

  • Visión borrosa que impide ver de forma nítida, ya que se tiene la sensación de que una neblina se interpone en el entorno.

 

  • Visión doble.

 

  • Sensibilidad a la luz natural y artificial, ya que se percibe con mayor intensidad. Este es un síntoma frecuente y se manifiesta cuando las luces de los coches provocan destellos al conducir de noche.

 

  • Dificultad para ver los colores, ya que se perciben con menor intensidad, más apagados y menos nítidos.

 

  • Disminución de la visión por la noche o en condiciones de poca luz.

 

  • Aumento de dioptrías, con los consiguientes cambios en la graduación de las gafas o las lentes de contacto.

 

En definitiva, las cataratas empeoran la visión y provocan deterioro de la calidad de vida.

 

 

 

Operación de cataratas temprana: gana en calidad de vida

 

Eliminar las cataratas solo es posible mediante cirugía. Esta intervención elimina el cristalino y lo sustituye por una lente intraocular, lo que acaba de forma definitiva con este problema ocular.

 

Esta lente que sustituye el cristalino opacificado se ajusta para corregir otros problemas refractivos como la miopía o la hipermetropía.

 

Al contrario de las creencias de antaño, en la actualidad se recomienda operar las cataratas sin esperar a que maduren. Esto conlleva una mejora de la calidad de vida antes de que la visión empeore, pero también influye en la propia operación ya que supone menor riesgo.

 

La operación de cataratas es una de las intervenciones más frecuentes en oftalmología. El método más habitual es la facoemulsión que consiste en la disolver y extraer el cristalino mediante ultrasonidos para sustituirlo por la lente intraocular.

 

La lente intraocular es la solución definitiva a las cataratas y se adapta a cada paciente para eliminar otros defectos refractivos.

 

 

 

En Ophthalteam hemos elaborado una lista de preguntas frecuentes relativas a la operación de cataratas para resolver tus dudas.

 

Si has apreciado alguno de los síntomas que hemos mencionado en este artículo te aconsejamos que acudas a un especialista porque es importante detectarlas cuanto antes.

 

Nuestro equipo cuenta con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica.

 

Solicita consulta para obtener un diagnostico profesional.