Cuando tenemos los ojos rojos, nos pican, lagrimean y notamos esa sensación molesta de tener arena podría ser más que un resfriado o una congestión, podría ser lo que llamamos una conjuntivitis alérgica. Lo síntomas son muy molestos básicamente picores, lagrimeo y visión nublada. Unos síntomas se multiplican para los usuarios de lentillas quienes tienen que prescindir de ellas durante unos días hasta que remita la afección.

La conjuntivitis alérgica es una infección más o menos leve de los ojos, una inflamación de la capa conjuntiva, que es la membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular, por tener legañas acuosas y frecuentes asociación con sinusitis. Está causada por alérgenos externos.

Los alérgenos más comunes que producen la conjuntivitis alérgica suelen ser:

  • El polen de árboles que se producen sobre todo en abril y junio.
  • Ácaros del polvo
  • Pelo humano o de animales domésticos
  • Hongos
  • El maquillaje o cremas
  • Antibióticos como penicilinas, sulfonamidas, estreptomicina

 

Lo ideal es evitar este tipo de alérgenos, sobre todo el polvo o el maquillaje teniendo buenos hábitos de higiene en casa y con nuestro rostro. Sin embargo, para los otros alérgenos a veces se hace imposible evitarlos con lo que Ophthalteam recomienda iniciar un tratamiento basado en la higiene de los ojos y en el tipo de colirio más adecuado para el nivel de infección.

Tratamiento recomendado para la conjuntivitis alérgica

En el momento en el que sienta el picor y el lagrimeo es importante mantener al máximo la higiene de los ojos y realizar periódicamente una limpieza profunda en la zona del párpado y alrededor de los ojos, unas 3 veces al día con algodón previamente esterilizado.

Se puede utilizar agua previamente hervida antes para eliminar las bacterias. También se puede utilizar una infusión de manzanilla en. Con un algodón o un paño aplica el agua hasta que veas que tus ojos están despejados, libres de legañas acuosas. Esta es una forma muy efectiva de aliviar la conjuntivitis alérgica e incluso que remita.

conjuntivitis

En función de la gravedad de los síntomas como el enrojecimiento de los ojos  o la sensación de tener arena en los párpados, Ophthalteam recomienda la administración de un colirio a base de antihistamínicos, descongestivos, o antinflamatorios no eteroides que puede ser muy efectivo.

Existen diversos tipos de colirios antialérgicos. La elección del colirio dependerá de la gravedad de la infección. En aproximadamente una semana de aplicación del colirio, la conjuntivitis alérgica debería de haber remitido. Sin embargo, en muchos casos, podría ser necesario realizar un examen oftalmológico por un especialista, especialmente si pasada una semana la conjuntivitis alérgica no ha desaparecido.

 

Conjuntivitis en niños y bebés

La conjuntivis alérgica se da con bastante frecuencia entre la población infantil y en bebés, en los primeros porque pueden estar más expuestos al polen o los ácaros en el patio o en la escuela. Para estos casos el colirio debería ser recetado por el pediatra. El tratamiento de higiene es también efectivo a edades tempranas por lo que se recomienda siempre que se observen síntomas de conjuntivitis alérgica.

 

Respecto si el colirio para paliar la conjuntivis alérgica tiene o no efectos secundarios, algunas gotas podrían provocar ardor o escozor la primera vez que se aplican pero estos efectos son mínimos y desaparecen en unos minutos. Ophthalteam recuerda que es importante tener presente que todos los medicamentos tienen efectos secundarios por eso es importante elegir bien el tipo de colirio con la supervisión de un especialista.

Lo mejor es prevenir antes que curar y es posible evitar la conjuntivis alérgica, sobre todo cuando es provocada por el polen o el moho. Permanecer en lugares cerrados cuando los niveles de polen son muy altos hará que tus ojos queden libres de sus efectos.

 

Si eres usuario/a de lentillas Ohpthalteam recomienda que, durante los días que dure el tratamiento de tu conjuntivitis alérgica se usen gafas prescindiendo de las lentillas, pues hay que tener en cuenta que las lentillas pueden hacer que tu conjuntivitis alérgica empeore.

Finalmente, aún cuando los síntomas sean más o menos graves, en Ophthalteam recomendamos que el afectado/a acuda a su médico especialista para una revisión más profunda.