¿Por qué padecemos conjuntivitis? ¿Qué es lo que sentimos debido a esta inflamación de la conjuntiva? Puede darse debido a una reacción alérgica al polvo o al polen. Otros agentes externos que influyen son: el humo, el viento o mediante la polución del aire. Los ojos se irritan fácilmente y también sufren por factores médicos como el resfriado común, que se da en los meses invernales y otoñales, principalmente.

En el siguiente artículo de nuestro blog corporativo de Opththalteam respondemos a las siguiente cuestiones: las causas, los síntomas, los tipos, el diagnóstico y los diferentes tratamientos, que nos llevan a la curación.

¿Cuáles son los orígenes de la conjuntivitis? Las infecciones. La propagación de las mismas puede ser mediante diferentes medios: el contacto físico, el contacto con objetos ya infectados y mediante la transmisión por el aire. Cuando nos estamos refiriendo a agentes externos tenemos que tener en cuenta, que la aparición de estas bacterias en el ojo, puede venir de otra infección diferente en otra parte de nuestro organismo.

Manifestaciones físicas de la conjuntivitis

Enrojecimiento, lagrimeo, ardores y la impresión de tener un cuerpo extraño en nuestro ojo, son solamente algunas de las percepciones por parte de los pacientes que paceden conjuntivitis. Otros aspectos a tener en cuenta con la inflamación de la conjuntiva están relacionados con la sensibilidad a la luz. Por este motivo, las gafas, son imprescindibles. Además, cuando nos enfrentamos a una infección bacteriana, el ojo se encarga de segregar unas mucosas en tonos amarillos o verdosos en el horario nocturno de sueño y descanso.

En Ophthalteam, aprovechando que en este artículo tratamos el tema de la conjunvitis, no queremos desaprovechar la oportunidad de hacer hincapié en ciertas recomendaciones de higiene. Es muy importante lavarse las manos con un jabón antiséptico y para secarlas, utilizar una toalla de papel. En cuanto a la limpieza de los fluidos que provienen de los globos oculares, optamos por hacerlo mediante compresas de agua tibia o más bien fría. Y, para las mujeres, el maquillaje queda totalmente prohibido así como las lentes de contacto.

Se distinguen dos tipologías de conjuntivitis bien diferenciadas. Por un lado, aquellas que se forman por una alergia como puede ser: rinitis alérgica o asma. Los ojos están completamente irritados cuando la rinitis aparece en los cambios de estación. Por otro lado, la que se propaga a causa de un virus o una bacteria. Lo que hacen los profesionales de Ophthalteam es un examen ocular donde en base a la historia clínica, analizan los diferentes síntomas del paciente.

conjuntivitis-ojos

Gotas, lo mejor para la conjuntivitis alérgica

Una vez que ya ha sido detectada procedemos a explicar a continuación los métodos de limpieza más beneficiosos para los pacientes de Ophthalteam. Las secreciones que aparezcan, se quitan con paños totalmente limpios, empleando agua tibia o suero fisiológico. Y, tal y como mencionábamos anteriormente, con las compresas, también es posible. Sin embargo, cuando tenemos que curar una conjuntivitis alérgica, lo mejor en estos casos, son las gotas. La duración de este tratamiento es de una semana. El número de gotas que tenemos que administrar va desde las cuatro a las seis diarias.

La superación de la conjuntivitis es una realidad, siempre y cuando, tengamos el tratamiento más adecuado. Para evitar fallos inesperados, los oftalmólogos, optan por hacer pruebas donde se estudia detalladamente la secreción. Así sabremos cuál es el mejor tratamiento para cada paciente. En un mes estaremos plenamente recuperados.

Para finalizar, la conjuntivitis es muy contagiosa. Por este motivo, si algún miembro de la familia se ha contagiado, debemos ser precavidos e intentar que el contagio no se vaya extendiendo.