Una vista sana depende de la prevención. Para ello es importante que tengas en cuenta unos pequeños hábitos que sumados en el día a día ayudan a cuidar tu vista.

Las revisiones periódicas, el uso de gafas de sol homologadas, llevar una dieta rica en alimentos saludables y descansar son factores de peso para cuidar tus ojos.

 

En Ophthalteam te explicamos unas pautas básicas para prevenir futuros problemas oculares.

 

 

Revisiones periódicas de la vista

 

Las revisiones periódicas ayudan a prevenir casos de pérdida de visión porque el problema se diagnostica a tiempo.

 

Teniendo en cuenta que muchos problemas de visión no presentan síntomas, las revisiones anuales no pueden faltar en tu agenda.

 

En este sentido, permiten identificar los primeros signos de cataratas con el objetivo de operarlas cuanto antes de que maduren y la intervención resulte más compleja.  

 

 

Gafas de sol homologadas

 

Las gafas de sol son uno de los mayores aliados para cuidar tus ojos, no solo en época estival.

 

En verano es importante que protejas tus ojos de los rayos de sol mediante unas gafas de calidad y homologadas. Pero en invierno, también. Si practicas el esquí u otros deportes de invierno es vital que lleves gafas de sol con lo filtros indicados.

 

Recuerda que los filtros se categorizan de 0 a 4, lo que indica que a mayor numeración, mayor protección te ofrecen ante los rayos UV.

 

Por otro lado, los modelos envolventes protegen al mismo tiempo los laterales de los ojos.

 

 

Cuida tu alimentación

 

Una vista sana está vinculada a una alimentación saludable en la que estén presentes nutrientes específicos como vitaminas del grupo A, C y E, ácidos grasos esenciales y minerales.

 

La alimentación saludable también influye en mantener una vista sana. Asegúrate de que en tu plato no falten nutrientes específicos como vitaminas del grupo A, C y E, ácidos grasos esenciales y minerales.

 

Incluye en tu alimentación zanahorias, espinacas, boniato, espárragos, tomate, pimientos, cítricos, frutos secos, verduras de hoja verde, legumbres, cereales integrales, frutos rojos y pescado azul.

 

 

Descansa tu vista

 

Dormir las horas reglamentarias diarias te ayudará a evitar los ojos cansados y enrojecidos, además de que tengas un aspecto más despierto sin bolsas ni ojeras. Ten en cuenta que el estrés diario también influye en la calidad del descanso.

 

Aunque las exigencias de la jornada laboral lo impide en ocasiones, lo recomendable es descansar la vista cada 20 minutos. Si puedes, retira la vista del ordenador y mira hacia un punto alejado.

 

 

Regula la luminosidad

 

De pequeños nos recordaban que leyésemos con suficiente cantidad de luz para no forzar la vista o que no mirásemos la televisión a oscuras. De adultos, ten en cuenta también otro factor: la luminosidad de la pantalla del ordenador o de los dispositivos móviles.

 

Además, la exposición a las pantallas antes de dormir también influye en la calidad del sueño de forma negativa.

 

 

En Ophthalteam ofrecemos atención integral para tus con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica.

 

Las revisiones periódicas permiten diagnosticar a tiempo un problema ocular y conocer la evolución de los problemas refractivos.

 

No descuides la salud de tus ojos y pide cita con nuestro equipo.