CÓRNEA

La córnea es la parte más externa del globo ocular, es transparente para permitir el paso de la luz y las imágenes a través del globo ocular en su camino hacia la retina desde donde dicha información es conducida a determinadas áreas cerebrales donde son interpretadas como los objetos que percibimos. La córnea en el globo ocular sería el equivalente al cristal en la parte delantera de un reloj, en realidad es una de las dos lentes que forman parte del globo ocular, la otra es el cristalino. La cornea como lente que es tiene una potencia de unas cuarenta dioptrías aproximadamente, y su superficie es curva para que las imágenes que trasladan los rayos de la luz que entran en el ojo converjan de forma adecuada sobre la retina. Es fundamental que la córnea se mantenga transparente y que su curvatura no se altere, ya que si ello ocurre por determinadas afecciones oculares, quedarán alteradas las imágenes que capta la retina y por tanto la visión de la persona y serán necesario un tratamiento con nuestro Oftalmólogo en Madrid.

¿Qué es el queratocono?

El queratocono es una enfermedad ocular que afecta a la curvatura y al espesor de la córnea, deformándose progresivamente y adquiriendo forma cónica en lugar de esférica, provocando una miopización y una distorsión en la percepción de las imágenes debida al astigmatismo irregular que provoca. Esta enfermedad degenerativa suele aparecer en la adolescencia y puede aparecer en un solo ojo o en ambos. Los pacientes con queratocono también suelen experimentar fotosensibilidad y deslumbramientos.

Cross linking corneal

El cross linking corneal es uno de los métodos más eficaces para frenar la progresión del queratocono, ya que ha demostrado su éxito en el 95% de los pacientes. Este tratamiento, una vez detectada la deformidad de la córnea, puede detener su avance ó hacer que su progresión sea más lenta y evitar tener que someterse a un trasplante de córnea. Este tratamiento fortalece la córnea, mejorando su rigidez a través de radiación ultravioleta. En primer lugar, se aplica una solución de vitamina B2 o riboflavina para, posteriormente, exponer la córnea a una fuente de rayos UVA. La reacción fotoquímica que se produce es la responsable del aumento de la rigidez y la resistencia a la deformación del tejido corneal.

Anillos corneales

Al igual que ocurre en el cross linking, la cirugía de anillos corneales tiene como fin regularizar la superficie de la córnea y frenar la progresión de su deformación. Los anillos corneales son implantes especialmente diseñados con un material biocompatible para evitar la posibilidad de rechazo. Se trata de un procedimiento reversible que logra que la curvatura corneal exagerada experimente un aplanamiento, y rara vez presenta complicaciones durante o tras la operación. Es una intervención sencilla que se realiza de manera ambulatoria y presenta una rápida rehabilitación visual.

Cross linking corneal

El cross linking corneal es uno de los métodos más eficaces para frenar la progresión del queratocono, ya que ha demostrado su éxito en el 95% de los pacientes. Este tratamiento, una vez detectada la deformidad de la córnea, puede detener su avance ó hacer que su progresión sea más lenta y evitar tener que someterse a un trasplante de córnea. Este tratamiento fortalece la córnea, mejorando su rigidez a través de radiación ultravioleta. En primer lugar, se aplica una solución de vitamina B2 o riboflavina para, posteriormente, exponer la córnea a una fuente de rayos UVA. La reacción fotoquímica que se produce es la responsable del aumento de la rigidez y la resistencia a la deformación del tejido corneal.

Anillos corneales

Al igual que ocurre en el cross linking, la cirugía de anillos corneales tiene como fin regularizar la superficie de la córnea y frenar la progresión de su deformación. Los anillos corneales son implantes especialmente diseñados con un material biocompatible para evitar la posibilidad de rechazo. Se trata de un procedimiento reversible que logra que la curvatura corneal exagerada experimente un aplanamiento, y rara vez presenta complicaciones durante o tras la operación. Es una intervención sencilla que se realiza de manera ambulatoria y presenta una rápida rehabilitación visual.

Córnea guttata, distrofia de Fuchs

La córnea guttata es la alteración inicial de la distrofia de Fuchs, una enfermedad corneal que presenta varias fases. Es una patología frecuente que suele afectar a los dos ojos. Se caracteriza por una pérdida de las células de la capa más interna de la córnea: el endotelio. La córnea tiene 5 capas: epitelio, membrana de Bowman, estroma, membrana de Descemet y endotelio.

La distrofia de Fuchs es más frecuente en mujeres. En la mitad de los casos, hay antecedentes familiares de esta enfermedad. Se presenta a partir de los 40 años de forma lentamente progresiva.

CLÍNICA

La disfrofia de Fuchs evoluciona en cuatro fases: córnea guttata, edema corneal, queratopatía bullosa y fibrosis

  1. En la fase de córnea guttata el paciente no suele notar síntomas. Sin embargo, en la exploración el oftalmólogo encuentra unos puntos oscuros con forma de gotas que están localizados en la capa más interna de la córnea: la capa endotelial. Estas “gotas” van aumentando y se van extendiendo progresivamente desde la parte central de la córnea hacia la periferia. Además, van apareciendo también acúmulos de puntos microscópicos de pigmento marrón.
  2. En la segunda fase de la distrofia de Fuchs, aparece edema en la córnea: se va acumulando un exceso de líquido progresivamente en la córnea. Esto produce una pérdida de transparencia de la misma y el paciente nota disminución de visión.
  3. Queratopatía bullosa. Cuando el edema epitelial es persistente, se llegan a formar bullas (ampollas) microscópicas en el epitelio, que posteriormente se rompen y producen úlceras corneales y dolor.
  4. En la etapa final, se produce fibrosis en el estroma. Son “cicatrices”, las cuales no son transparentes y producen visión borrosa.

TRATAMIENTO

En las fases iniciales de córnea guttata y edema corneal leve se utilizan colirios y pomadas antiedema. En fases más avanzadas, el tratamiento quirúrgico actual es el trasplante endotelial. Se obtienen buenos resultados en la mayoría de los casos. Consiste en sustituir el endotelio enfermo por un endotelio sano de un donante fallecido. Los dos tipos de trasplante endotelial son: DSAEK (Descemet Stripping automated endotelial Keratoplasty) y DMEK (Descemet Membrane endotelial Keratoplasty).

Queratoplastia perforante total: Cuando la afectación de la córnea compromete a varias de las capas que la conforman, se procede al intercambio completo de la córnea, por una obtenida de donante, procedente de un banco de ojos.
En ocasiones se puede proceder a realizar Queratoplastia lamelar, cuando la afección de la córnea está limitada a ciertas capas superficiales que permiten su sustitución por las partes correspondientes de una córnea de donante.

En Ophthalteam somos expertos en este tipo de cirugías y contamos con los profesionales y el equipamiento que necesitas para darte la solución a los problemas oculares que te impiden ver correctamente.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos para que encuentres la intervención que mejor se adapte a tu caso, de forma completamente segura y eficaz.

En Ophthalteam somos expertos en este tipo de cirugías y contamos con los profesionales y el equipamiento que necesitas para darte la solución a los problemas oculares que te impiden ver correctamente.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos para que encuentres la intervención que mejor se adapte a tu caso, de forma completamente segura y eficaz.