¿Cuándo es necesario operarse de cataratas?

Las cataratas son uno de los problemas oculares más comunes y es la principal causa de ceguera en el mundo. El único tratamiento definitivo es la cirugía. Por eso, operarse de cataratas es algo muy común en la actualidad.

 

¿Qué son y por qué se producen?

Detrás del iris y la pupila se encuentra una lente natural conocida como cristalino. Cuando esta lente se opaca, ya sea parcial o totalmente dificultando la visión se producen cataratas. Se trata de un problema visual progresivo, por lo que quienes lo padecen van perdiendo visión, tanto de cerca como de lejos, poco a poco.

Aunque pueden producirse debido a traumatismos, la principal causa es el envejecimiento natural del cristalino. Por eso, la mitad de la población de entre 65 y 75 años las padece en mayor o menor medida y a partir de esa edad, el número aumenta hasta el 70%.

 

¿Cómo es la operación de cataratas?

Como ya mencionamos en nuestro post, operarse de cataratas es la única solución. Al tratarse de un defecto progresivo, en un principio y cuando aún no se han desarrollado mucho, es posible que el paciente pueda compensar la visión nublada utilizando unas lentes bifocales.

Sin embargo, al seguir opacándose el cristalino de manera irremediable, el paciente debe operarse de cataratas para recuperar la transparencia visual. Se trata de un procedimiento totalmente seguro y que se realiza en pocos minutos de manera ambulatoria.

Durante la cirugía de cataratas con láser se sustituye el cristalino opaco por una lente intraocular artificial. Para llevarse a cabo es necesario aplicar anestesia local en gotas. El procedimiento dura en torno a 15-20 minutos y el postoperatorio es relativamente rápido. El paciente debe seguir las indicaciones del oftalmólogo y evitar esfuerzos físicos y ciertos movimientos durante los días posteriores a la operación.

 

¿Cuándo es necesario operarse cataratas?

Hasta hace poco se tenía la creencia errónea de que había que esperar para operarse de cataratas hasta que estas estuvieran maduras. Es decir, hasta que el cristalino estuviera lo más opaco posible. Sin embargo, ha quedado demostrado que esa idea no solo es incorrecta, sino que además puede llegar a complicar la intervención.

Por lo tanto, el paciente debería operarse de cataratas en cuanto note algunos de sus síntomas. En el momento en el que su visión se vea afectada y pierda nitidez debería ponerse en contacto con su oftalmólogo. Este será el que le indique qué pasos seguir y cómo proceder.

 

En Ophthalteam somos especialistas en cirugía de cataratas y te ofrecemos la posibilidad de financiación si lo necesitas. Ponte en contacto con nosotros y responderemos todas las dudas que puedas tener.

 

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario