Cuidados de la vista en invierno

 

En invierno los hábitos cambian y hacemos más vida de interior con la consiguiente exposición a calefacciones y ambientes más secos.

 

Al contrario, en el exterior nos enfrentamos a agentes fríos como el viento que también pueden producir sequedad y molestias en los ojos.

 

En Ophthalteam compartimos contigo unos sencillos consejos para que cuides tu vista en invierno y protejas tu salud ocular.

 

 

Prevenir la sequedad ocular

Aunque controles la intensidad de la calefacción en tu hogar y utilices humidificadores para regular la humedad ambiental, no puedes hacer lo mismo en el trabajo, en los centros comerciales y en los restaurantes.

 

Si pasas la mayor parte del día en ambientes con calefacción alta y escasa humedad corres el riesgo de sufrir sequedad ocular. Esta molestia también se produce por la exposición al viento, tal y como te comentaremos en el apartado de las gafas de sol.

 

Si te entra suciedad o polvo en el ojo tras una ráfaga de viento, no los frotes. Límpialos con suero fisiológico para retirarlo suavemente.

 

¿Sientes sequedad a pesar de todos los cuidados? Utiliza lágrimas artificiales y evita colirios que contengan corticoides.

 

 

Descansar la vista

En invierno pasamos menos tiempo al aire libre y más horas en el trabajo, frente al ordenador o la televisión.

 

Descansa la vista de las pantallas con pausas periódicas, tanto durante tu jornada laboral, como en casa con el móvil, la tablet o el televisor. Estas pautas también te ayudarán a reducir el estrés y su impacto en la visión.

 

Intenta parpadear a menudo para producir lágrimas de forma natural y mantener hidratada la superficie del ojo.

 

 

Utilizar gafas de sol homologadas

Las gafas de sol te protegen en todas las estaciones, no solo en verano. En invierno son tus aliadas frente a las radiaciones ultravioleta y frente al viento para evitar que la lágrima se evapore rápidamente.

 

Los filtros se categorizan de 0 a 4. A mayor numeración, te ofrecen mayor protección ante los rayos UV. Si tienes dudas, asesórate en una óptica. 

 

Si practicas deporte de montaña en esta época del año, son imprescindibles. Utilízalas para esquiar, practicar snowboard o todo tipo de actividades al aire libre. Si además hay nieve en la zona, recuerda que las la alta luminosidad ambiental podría dañar tus ojos produciendo quemaduras corneales o querato-conjuntivis ya que la nieve refleja el 80% de la luz solar.

 

 

Alimentarse equilibradamente

El ritmo frenético diario puede conseguir a la larga que descuides tu alimentación con consecuencias para tu salud, incluida la ocular.

 

Si planificas con tiempo las comidas y las cenas llevarás una alimentación más equilibrada. Recuerda introducir alimentos que son beneficiosos para la vista y en los que estén presentes nutrientes específicos como vitaminas del grupo A, C y E, ácidos grasos esenciales y minerales.

 

En este artículo te explicamos de forma detallada cada grupo de alimentos y sus propiedades asociadas al cuidado de la vista.

 

 

Prevenir es el primer paso para disfrutar de buena salud ocular. Recuerda protegerte con gafas de sol homologadas en invierno, sobre todo si practicas deportes al aire libre y en la nieve, mantén la calefacción a niveles razonables e incluye alimentos saludables en tu dieta.

 

En Ophthalteam cuidamos la salud de tus ojos y de tu familia en todas las épocas del año. Solicita una primera consulta con nosotros.