Cuidados para la vista en el teletrabajo

Debido a la expansión del Covid-19 la población ha tenido que recluirse siguiendo las directrices de las autoridades. Al estar en casa, el 90% del ocio ha pasado a ser digital y muchas personas han continuado su actividad laboral gracias al teletrabajo. Como resultado, muchas personas sufren fatiga visual y síndrome del ojo seco.

El brillo de las pantallas y el hecho de pasar muchas horas con un mismo foco de visión produce inevitablemente se cansen. En el caso de los niños es importante controlarlo ya que se ha demostrado que la exposición temprana y reiterada a pantallas provoca miopes prematuros.

En el caso de todos aquellos que realizan teletrabajo, tienen que pasar mucho tiempo frente al ordenador. No pueden evitar la situación, pero sí pueden tomar una serie de medidas que les ayudarán a evitar la fatiga visual y prevenir futuros problemas oculares.

 

Distancia adecuada respecto al monitor

Independientemente del tipo de ordenador con el que se trabaje, la pantalla debe estar situada a la altura de los ojos. Es importante mantener una postura corporal saludable que no dañe la espalda. Para ello, la espalda debe estar recta, en un ángulo de 90º respecto a las piernas. Lo mismo debe ocurrir con la barbilla, que debe mantener esa posición, por lo que se debe mirar hacia el frente y no hacia abajo o hacia arriba.

En cuanto a la distancia, aunque varía dependiendo del tamaño de la pantalla, debe estar aproximadamente a medio metro. La resolución tendrá que ser la adecuada para que permita leer sin tener que hacer ningún esfuerzo visual.

 

Controlar la iluminación

Los reflejos que se produzcan en la pantalla del ordenador son otra fuente de fatiga ocular. La zona de trabajo debe recibir una iluminación adecuada, pero no directa hacia la pantalla. Por eso, lo mejor sería colocar la pantalla de forma que reciba la luz de forma perpendicular.

Si eso no es posible, debe tratar de regularse la fuente de luz a través de las cortinas y persianas. En cualquier caso, no es recomendable trabajar a oscuras en ningún caso. No proporcionar al espacio la iluminación suficiente hará que los ojos hagan un esfuerzo mayor, lo que provocará cansancio ocular.

 

Parpadear con frecuencia

Cuando no se parpadea con suficiente frecuencia es muy probable que se produzca el síndrome del ojo seco. Para mantener la correcta hidratación ocular se debería parpadear al menos 20 veces por minuto. El problema es que cuando se mira hacia una pantalla, esa frecuencia disminuye considerablemente.

El síndrome del ojo seco afecta a la calidad de la visión y provoca una irritación ocular muy molesta. Por eso, hay que asegurarse de que se parpadea al menos 10 veces por minuto. Además, existen gotas especialmente creadas para mantener los ojos hidratados que se pueden utilizar siguiendo las indicaciones.

 

La regla del 20-20-20

Por último, existe una regla que se puede seguir fácilmente y que será de gran ayuda durante el teletrabajo. La regla del 20-20-20 es muy sencilla y se puede aplicar en todo tipo de casos y espacios de trabajo. De hecho, cuando se vuelva a la oficina sería aconsejable mantenerla en la rutina laboral.

Esta regla consiste en realizar descansos a lo largo de la jornada. Cada 20 minutos se debe permitir que los ojos descansen mirando a un punto que esté situado a 20 pies, es decir, seis metros. El objetivo es proporcionar cierto alivio tras estar enfocados en un punto cercano durante mucho tiempo. Por eso es recomendable mirar hacia el horizonte, por la ventana o a cualquier lugar que permita que los músculos del ojo reduzcan la tensión y se relajen, evitando la fatiga visual.

 

En Ophthalteam somos expertos en el cuidado visual y estamos a tu disposición para solucionar todas tus dudas. Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

 

Dejar un comentario