Clínica Oftalmológica especializada en Cirugía Refractiva con Implante de lentes ICL

La operación de cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares ICL se lleva a cabo desde la Clínica Ophthalteam para subsanar los defectos refractivos tales como: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

El paciente consigue mejorar la visión gracias a la implantación de una lente intraocular ICL.

Las personas más indicadas para someterse a esta operación son aquellas que todavía no han comenzado a sufrir problemas presbicia o cuando no puedan ser operados con láser.

En la Clínica Ophthalteam estás en buenas manos para llevar a cabo la intervención de cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares ICL.

Somos especialistas en la salud de sus ojos. Llevamos más de 30 años en el ámbito profesional de la cirugía oftalmológica al servicio de nuestros clientes para tratar las siguientes especialidades: cirugía de cataratas y presbicia, glaucoma y de la refractiva, de la que vamos a hablar en profundidad en este artículo del blog corporativo.

Resultados positivos tras la cirugía refractiva

¿Qué conseguimos con la cirugía refractiva y el implante de lentes intraoculares? Los pacientes no necesitan utilizar gafas, ni lentes de contacto.  Este tipo de lente intraocular lo que hace es corregir los defectos refractivos en hasta 16 dioptrías de miopía y 8 de hipermetropía. En el caso de aquellas personas que padezcan astigmatismo asociado o no, hasta 6 dioptrías.

Pero, antes de seguir adelante con el procedimiento médico de cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares, debemos estudiar  al detalle al paciente que se va a someter a esta intervención. Los doctores de la Clínica Ophthalteam deben saber con exactitud si se han producido cambios en la graduación en el último año. Es fundamental que no se haya visto alterada en este periodo. Además, hay que tener muy claro que las lentes intraoculares ICL no funcionan como paralizador de la miopía. Lo que hacen es conseguir que no necesitemos gafas en nuestra vida diaria. Sin embargo, el ojo continúa siendo miope. Este es el motivo por el cual es necesaria la revisión cada año.

Cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares.docx Clínica Oftalmológica especializada en Cirugía Refractiva con Implante de lentes ICL

Pruebas previas a la cirugía refractiva de lentes intraoculares

Los profesionales de la Clínica Ophthalteam realizan unos exámenes previos a la operación de cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares como son: una revisión oftalmológica completa, así como las mediciones de cámara anterior y recuento endotelial. Después, ya nos ponemos manos a la obra.

La cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares ICL se hace siguiendo los siguientes pasos. Lo primero que hace el doctor es colocar la lente en el ojo por medio de una microincisión y que posteriormente, la colocará en la pupila. Más concretamente, entre el cristalino y el iris. Se trata de una cirugía que no necesita hospitalización y tiene una duración aproximada de 20 minutos. La anestesia que se utiliza es local, a través de gotas anestésicas.

¿Qué ventajas tiene la cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares para los pacientes? En primer lugar, es una operación muy rápida, en la que no es necesario emplear ninguna sutura. De esta manera, el restablecimiento del paciente se hace ágilmente. Esta mejoría se puede ver uno o dos días después de la operación, que es cuando experimentan la curación y los cambios positivos en la visión.

Además, es muy importante mencionar que la cirugía refractiva puede corregirse, no como sucede con el láser. En caso de que haya algún problema añadido, las lentes intraoculares pueden extraerse durante el postperatorio.

Gracias a las lentes intraoculares ICL, los pacientes mejoran su calidad de vida y visión.

Clínica Oftalmológica Ophthalteam.

Especialistas en Cirugía Refractiva.

Posts Relacionados