Más que una edad recomendada se establece la edad mínima a los 18 años.

No obstante, hay otros parámetros que entran en juego y que determinan si un paciente es apto para someterse a la operación de cirugía refractiva, por lo que no puede afirmarse de forma rotunda que haya una edad óptima o aconsejable.

 

En Ophthalteam te explicamos los requisitos básicos o las variables que se analizan para poder operarse de la vista.

 

 

¿Por qué se establece la edad mínima a los 18 años?

 

Para operarse de un problema refractivo, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo, la graduación debe ser estable durante el último año para que el tratamiento sea eficaz a largo plazo.

 

Lo normal es que la graduación varíe durante la infancia y la adolescencia y que se estabilice en la mayoría de edad.

 

El condicionante para operar tu problema refractivo no es la edad, sino que la graduación sea estable durante el último año.

 

Insistimos en este requisito porque en algunos casos sigue evolucionando hasta los 21 años.

 

Por norma general, cuando el ojo ya se ha desarrollado, los problemas refractivos se estabilizan. Cuando hablamos de estabilización nos referimos a que las dioptrías no aumentan en el último año.

 

 

Requisitos para ser apto a una operación de problemas refractivos

 

Eres apto para operarte la vista con láser o con lente intraocular si:

 

  • Eres mayor de 18 años.

 

  • Cuentas con una graduación estable al menos durante el último año.

 

  • No padeces patologías visuales importantes al margen del problema refractivo.

 

  • No estás embarazada porque puedes sufrir cambios en la graduación.

 

 

Operación con técnica láser

 

Para las intervenciones con esta técnica tienes que cumplir con los requisitos mencionados anteriormente. Además, el oftalmólogo valorará también:

 

  • El rango de graduación, ya que las operaciones con láser están indicadas para un rango que varía según tu problema refractivo. Por ejemplo, no se aconseja para miopías muy elevadas o superiores a 12 dioptrías.

 

  • Las cicatrices corneales o las heridas en la córnea, porque en este caso no se aconseja el láser.

 

  • Las infecciones por herpes, blefaritis o inflamación de los párpados.

 

 

Operación con lente intraocular

 

La lente intraocular es la alternativa para quienes no sean aptos a la intervención con láser por tener muchas dioptrías, una córnea muy fina, cicatrices corneales o cualquier contraindicación que indique el oftalmólogo.

 

El especialista será quien determine cuál es la técnica para corregir el problema refractivo y decir por fin adiós a las gafas y a las lentes de contacto.

 

 

¿Hay una edad máxima para la cirugía refractiva láser?

 

No, aunque debes tener en cuenta que cada caso es único y que precisa pruebas previas. En principio no hay una edad máxima. De hecho, en las operaciones de cataratas también se pueden corregir los problemas refractivos mediante láser.

 

A partir de los 40 o 45 años entra un nuevo elemento en la ecuación: la presbicia o vista cansada. Si te operas a partir de esa edad se podría valorar la corrección de ambos problemas de visión.

 

 

En Ophthalteam contamos con más de 30 años de experiencia en cirugía oftalmológica y en la corrección de problemas refractivos: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

 

Solicita una consulta, olvídate de las gafas y de las lentillas y benefíciate de nuestro programa de financiación.