La cirugía refractiva corrige los problemas refractivos y te ayuda a liberarte de gafas y lentes de contacto si sufres miopía, hipermetropía y astigmatismo.

 

Solo un oftalmólogo puede determinar si eres candidato a la cirugía láser tras realizar las exploraciones pertinentes y las pruebas enfocadas a conocer la graduación exacta y el estado de la córnea.

 

No obstante, en Ophthalteam te adelantamos los requisitos básicos que debe cumplir cualquier persona que quiera corregir sus problemas de visión.

 

 

Requisitos básicos para operarse la vista

 

  • Tener más de 18 años de edad.

 

  • Tu graduación debe permanecer estable durante el último año.

 

  • Debes disfrutar de una buena salud ocular y no padecer patologías visuales importantes al margen del problema refractivo.

 

  • No estar embarazada porque puedes sufrir cambios en la graduación.

 

 

Cirugía refractiva con láser

 

Los problemas o defectos refractivos más comunes que se corrigen mediante cirugía láser son:

 

  • La miopía: La miopía plantea problemas para ver los objetos lejanos y se mide en dioptrías negativas.

 

En este problema refractivo la imagen se forma antes de la retina, por lo que se genera una imagen borrosa. Además de la dificultad de visión a lo lejos, produce dolor de cabeza y fatiga ocular.

 

  • La hipermetropía: Este es el problema opuesto a la miopía y se mide en dioptrías positivas.

 

En este problema refractivo las imágenes se forman detrás de la retina y se perciben desenfocadas y distorsionadas. Además del problema asociado a la visión correcta puede provocar dolor de cabeza, cansancio y picor ocular.

 

  • El astigmatismo: Este problema refractivo dificulta el enfoque de los objetos cercanos y lejanos, el cambio de foco y hace que las imágenes se perciban deformadas y alargadas.

 

Es un problema de visión que puede convivir con la miopía o la hipermetropía, por lo que se mide en dioptrías negativas o positivas dependiendo de esta otra condición. También produce dolor de cabeza y fatiga visual.

 

 

Requisitos para la operación con técnica láser

 

Además de cumplir los requisitos que hemos citado en el primer apartado, el oftalmólogo ha de valorar también los siguientes condicionantes:

 

  • El rango de graduación, ya que las operaciones con láser solo están indicadas para un rango de dioptrías en función de cada problema refractivo.

 

  • Las cicatrices corneales o las heridas en la córnea, que desaconsejan el uso de esta técnica.

 

  • Las infecciones por herpes o inflamación de los párpados.

 

 

¿Y si no soy apto para la cirugía láser?

 

Si después de las pruebas pertinentes el oftalmólogo determina que no eres apto para operar tus problemas refractivos mediante cirugía láser, la lente intraocular puede ser una alternativa.

 

Recuerda que solo el especialista, tras las exploraciones precisas, puede establecer qué técnica te ayudará a eliminar las gafas y las lentillas.

 

Pero, si tienes muchas dioptrías, cicatrices corneales, una córnea muy fina o cualquier contraindicación, la lente intraocular es otra opción para corregir tu problema de visión.

 

 

Finalmente, debes saber que no hay una edad máxima para la cirugía refractiva láser, aunque cada caso es único.

 

 

En Ophthalteam contamos con más de 30 años de experiencia en cirugía refractiva de miopía, hipermetropía y astigmatismo.

 

Solicita una consulta para valorar tu caso en concreto y benefíciate de nuestro programa de financiación.