Estética ocular: cirugía plástica de párpados

Cada vez cobran más importancia en la actualidad los diferentes tratamientos de estética ocular para retocar los problemas que aparecen las estructuras faciales de los ojos tales como: párpados, óptica y vida lacrimal. En el siguiente artículo del blog de la Clínica Oftalmológica Ophthalteam, nos dedicamos a explicar con detalle en qué consiste la operación de cirugía plástica de párpados, también conocida técnicamente con el nombre de blefaroplastia.

Blefaroplastia para cuidar la estética ocular

La blefaroplastia es un tipo de cirugía cuya finalidad es rejuvenecer los párpados a base de realizar ciertos cambios en los tejidos perioculares. En ocasiones, se realiza simplemente por motivos de estética ocular, pero también para mejorar la visión, ya que con el paso de los años, la caída de la piel de los párpados superiores hace que veamos reducida nuestra vista. La zona afectada es el área periocular provocando un excesivo descolgamiento de la piel del párpado, lo que nos produce una serie de sensaciones negativas que afectan a la vida diaria del paciente. En este caso, estamos hablando de cambios en la visión que se ve reducida y la fatiga ocular, por el peso que el exceso de piel representa para el párpado.

Y en el párpado inferior, también hay ciertas percepciones que se producen debido al envejecimiento. Por un lado, las temidas bolsas, que se producen por la grasa orbitaria que tienden a herniarse hacia la parte delantera. Además, al estar la piel estirada y descolgada, produce un efecto de arrugas y pliegues, para provocar el descenso del párpado inferior. Necesitamos acudir a los tratamientos de estética ocular.

Operación de estética ocular Estética ocular: cirugía plástica de párpados

Operación de estética ocular, blefaroplastia

La finalidad que tiene la intervención de cirugía plástica de párpados es recuperar el aspecto juvenil de los párpados y también ayudar a eliminar el párpado superior hinchado. Bolsas, pliegues y arrugas desaparecen mejorando la estética ocular del paciente. El cirujano tiene que llevar a cabo dos intervenciones. Por un lado, la blefaroplastia del párpado superior en la que se elimina el exceso de piel, grasa y el músculo orbicular sobrante. Si es necesario, también debe prestar atención a las cejas para enfatizar la expresión de la mirada, con una elevación de las mismas. Por otro lado, en la blefaroplastia del párpado inferior, simplemente se quita la grasa y la piel que sobra. Es importante mencionar que estas operaciones se realizan con varios cortes en el interior de los pliegues de la piel, para evitar así la aparición de cicatrices. Durante la operación el paciente está despierto, pero relajado, con la aplicación de la anestesia local. En cuanto a la duración del proceso de blefaroplastia, varía en función de si es inferior o superior que sería de 60 y 40 minutos, respectivamente. Si se compaginan las dos técnicas, el tiempo se incrementará.

Como todo procedimiento de estética ocular, el paciente debe de seguir una serie de recomendaciones por parte de los profesionales de la Clínica Oftalmológica Ophthalteam. Los primeros días es normal que tengamos hematomas y no es una buena idea practicar ejercicio físico intenso que provoque el sangrado. La aplicación de hielo y una pomada antibiótica sobre la herida, también es necesario. Más adelante, cuando la recuperación vaya a buen ritmo, los consejos cambian ligeramente. Utilizar lentillas al menos durante catorce días, practicar ejercicio físico en el que se ponga en movimiento la piel. Los deportes acuáticos también están permitidos. Además, la zona de la piel operada tiene que estar en tensión. Y por último, no administrar medicamentos que incrementen el sangrado.

El paciente tiene que saber que la operación de cirugía plástica de párpados se lleva a cabo por un cirujano ocuplástico especializado para obtener los mejores resultados.

Clínica Oftalmológica Ophthalteam.