Fatiga ocular: descanso y rutinas laborales

La irrupción de las nuevas tecnologías en el ámbito laboral propicia la aparición de nuevas molestias en una parte muy importante de nuestro cuerpo, los ojos. ¿Cuántas horas pasamos delante de un ordenador? Muchas, ¿verdad? Alrededor de ocho o más a diario. Por este motivo, la fatiga ocular o astenopia, es una realidad en la sociedad moderna. Trabajadores de todas las edades sufren estas incomodidades. En el siguiente artículo de nuestro blog corporativo, trataremos el tema el profundidad: síntomas, causas y posibles correcciones.

En primer lugar, ¿qué es la fatiga ocular y por qué se produce? Se define como el cansancio ocular por uso continuado de las pantallas. Bien sean, ordenadores de sobremesa, portátiles, tablets o teléfonos de última generación. Estamos constantemente consultando las pantallas varias veces al día. Ya no nos estamos refiriendo solamente al uso profesional en el trabajo, sino también durante nuestros ratos de ocio.

Ver la televisión o consultar la mensajería instantánea del teléfono, no son actos que correspondan a usos específicos para la compañía para la que trabajamos. La fatiga ocular se ocasiona precisamente por empeño de nuestros ojos en facilitarnos la mejor visión en todo momento. De esta manera, la vista empieza a cansarse y produce este tipo de molestias a las que estamos haciendo referencia.

Síntomas de la fatiga ocular por el uso de nuevas tecnologías

¿Qué es exactamente lo que sienten nuestros pacientes de Ophthalteam cuando nos visitan por fatiga ocular? Sequedad ocular, dolores de cabeza o la posibilidad de tener algo en el interior de los ojos, son solamente algunos de ellos. Parece muy evidente, pero las personas que estén permanente trabajando frente a una pantalla de ordenador, deben realizar múltiples descansos a lo largo del día.

La productividad es importante, pero también la salud ocular de nuestros empleados. Se recomienda parar cada hora y hacer algo diferente como dar un paseo hacia la impresora, ya que nuestra espalda y cervicales, también nos lo agradecerán. Hay que desconectar de la pantalla o al menos, intentarlo.

Otra alternativa muy importante para facilitar nuestro descanso ocular es lavar los ojos con agua fría. Así conseguiremos además de refrescarnos, que se relajen. Y si ya queremos ser mucho más técnicos y específicos, un ejercicio beneficioso es mover los ojos abiertos en círculos siguiendo el sentido de las agujas del reloj. En cada vuelta que finalicemos es importante parpadear.

Para ser más precisos, los síntomas de la fatiga ocular vienen representados en diferentes zonas. Por un lado, la vista, con visión borrosa, fatiga o lagrimeo. Los músculo esqueléticos con el cuello, espalda, brazos y manos. Y, los cutáneos, donde los picores en la cara o los hinchazones, son algo habitual.

fatiga ocular descansos Fatiga ocular: descanso y rutinas laborales

Mejora del espacio de trabajo frente a la fatiga ocular

En la actualidad, muchas personas trabajan desde casa con una conexión a internet y no desde la oficina. Ellos, tal vez, tienen más facilidades a la hora de modificar su lugar de trabajo. Pero, todos ellos, deben hacer ciertos cambios para que la fatiga ocular vaya disminuyendo paulatinamente. Es importante hacer descansos cada diez minutos correspondientes a una hora de trabajo frente al ordenador. Por supuesto, la luz indirecta, las sillas ergonómicas, la distancia correcta de la pantalla y los ojos, y que la pantalla con la que estamos trabajando, sea de buena calidad.

La fatiga ocular se vigila siguiendo bien de cerca los defectos refractivos de nuestros pacientes de Ophthalteam como son: miopía, hipermetropía o astigmatismo. Es muy necesario hacer revisiones periódicas para comprobar el estado en que nos encontramos. Así, llevaremos las lentes de contacto que más se adecuen a nuestras dolencias oculares.

En Ophthalteam, como recomendación adicional, recomendamos el uso diario de lágrimas artificiales o colirios hidratantes, para que la sequedad ocular no suponga un problema añadido. La fatiga ocular no es algo que debamos dejar a un lado, sino que requiere mucha vigilancia, ya que afecta a nuestro rendimiento laboral diario.

Posts Relacionados