HIPERMETROPÍA

La hipermetropía es un defecto refractivo que produce un enfoque inadecuado de los objetos. En el lugar de en el centro de la retina, las imágenes de proyectan por detrás de esta. Como consecuencia, el hipermétrope tiene problemas para enfocar los objetos que se encuentran en su línea de visión cercana.

No se trata de una enfermedad ocular, sino de un problema en el enfoque. Por lo tanto, puede ser corregida. Sin embargo, a diferencia de la miopía, otro defecto refractivo, la hipermetropía no es progresiva y, por normal general, no supera unas pocas dioptrías.

Infórmate sin compromiso

Ventajas del láser Intralase
NN
Cirugía 100% láser en todo el tratamiento
NN
Mayor seguridad para el paciente
NN
Personalización del tratamiento
NN
Reducción de riesgos propias del microqueratomo
NN
Ausencia de elementos cortantes, sin cuchillas
NN
Mayor precisión en la separación y grosor del Flap
NN
Reintervención en menor tiempo en caso de interrupción del tratamiento

FINANCIACIÓN

En nuestras clínicas ofrecemos tratamientos ajustados para todos los pacientes.
Si ha pensado en realizarse una intervención oftalmológica le ofrecemos diferentes posibilidades de financiación para que el precio no sea una preocupación.

12

meses sin intereses

Sujeta a aprobación por parte de la entidad financiera que tiene acuerdo con Clínica Ophthalteam.

2%

comisión de apertura

12 cuotas sin intereses (0.0% TIN 3.80% TAE)

EJEMPLO

de financiación para una operación de 2000€ por ojo

12

meses sin intereses

40 €

comisión de apertura

206.67 €

primera cuota

166.67 €

resto de cuotas

IMPORTE TOTAL A PAGAR

2040 €

12

meses sin intereses

Sujeta a aprobación por parte de la entidad financiera que tiene acuerdo con Clínica Ophthalteam.

2%

comisión de apertura

12 cuotas sin intereses (0.0% TIN 3.80% TAE)

EJEMPLO

de financiación para una operación de 2000€ por ojo

12

meses sin intereses

40 €

comisión de apertura

166.67 €

resto de cuotas

206.67 €

primera cuota

IMPORTE TOTAL A PAGAR

2040 €

También disponemos de financiación personalizada de hasta 48 meses de plazo con intereses y cuotas muy competitivas para que el precio no le suponga ningún obstáculo en su próxima intervención oftalmológica.

El estudio y tramitación de la financiación es inmediato y se realizará en la propia clínica.
Sin necesidad de cambiar de banco en cómodos pagos mensuales y sin que afecte a su capacidad crediticia.

Síntomas de la hipermetropía

El síntoma más acusado de la hipermetropía es la visión borrosa de los objetos cercanos. Aunque no suele ser tan común, aquellas personas con una alta hipermetropía pueden tener también problemas para enfocar los objetos distantes, sobre todo en personas adultas, ya que la capacidad de acomodación del cristalino va siendo menor con la edad.

Como, debido a la hipermetropía, el ojo debe realizar un esfuerzo adicional para enfocar de cerca al realizar actividades tan comunes como leer, mirar la pantalla del móvil, escribir o trabajar frente al ordenador, es muy común llegar al final del día con una acusada fatiga y enrojecimiento ocular, así como dolor de cabeza en la zona frontal.

Causas de la hipermetropía

La causa más común de la hipermetropía es genética, y se presenta cuando la forma del ojo es más corta de lo normal, por eso la imagen se proyecta por detrás de la retina. También puede deberse a que la córnea sea demasiado plana.

La mayoría de los recién nacidos padecen hipermetropía, pero es algo normal y desaparece con los años a medida que el ojo se va formando hasta alcanzar su madurez, desapareciendo por completo durante la adolescencia. En el caso de que, al superar esa etapa, se siga teniendo visión borrosa, es imperativo acudir a la consulta del oftalmólogo para que realice el diagnóstico adecuado.

hipermetropia-jpg

Cómo se corrige la hipermetropía

La hipermetropía no es un defecto visual progresivo, sin embargo, la fatiga visual que produce y los dolores de cabeza asociados al esfuerzo que se realiza para enfocar son consecuencias muy molestas. Además, el hecho de no poder realizar tareas diarias tan cotidianas como cocinar, leer o conducir impide llevar una vida normal, por lo que corregir la hipermetropía es muy importante.

La forma más sencilla de corregir la hipermetropía es mediante el uso de gafas y lentes de contacto graduadas que se adapten a las dioptrías de cada persona. Sin embargo, la única forma de corregir este defecto de forma definitiva es la cirugía refractiva.

Tratamientos para la hipermetropía

Actualmente este tipo de pacientes mejoran su visión utilizando gafas o lentes de contacto. Sin embargo, en la actualidad, el desarrollo de nuevas tecnologías permite solucionar los defectos refractivos a través de dos procedimientos: el láser y la implantación de lentes intraoculares. En Ophthalteam ofrecemos a los clientes diferentes tratamientos para que encuentren el que mejor se adapte a su problema:

Cirugía refractiva LASIK

Consiste en levantar una capa de la córnea mediante un fino corte con un microqueratomo mecánico y tallar con láser excimer refractivo en el lecho corneal subyacente la graduación correspondiente. Se realiza en pocos minutos, con anestesia en colirio y la recuperación es muy rápida, permitiendo la incorporación a su vida normal en 24 ó 48 horas.

Cirugía láser INTRALASE

Esta tecnología utiliza el láser de Femtosegundo, a diferencia de la cirugía LASIK no utiliza elementos cortantes mecánicos, siendo el láser femtosegundo el que realiza la separación de una fina capa superficial de la córnea cuyo espesor hemos predeterminado con total precisión. A continuación se procede a tallar sobre el lecho corneal subyacente la correspondiente graduación con el láser excimer refractivo. La incorporación del paciente a sus actividades diarias es a las 24 ó 48 horas.

Cirugía láser PRK

En este tipo de cirugía la corrección del defecto al tallar la graduación con el láser excimer se hace directamente sobre la córnea, una vez que se ha eliminado el epitelio mecánicamente ó con el propio láser excimer. Está especialmente indicado cuando existe un cierto compromiso entre el tejido consumido por el láser en el proceso de tallado de la graduación y el espesor previo de la córnea, para mantener los criterios de seguridad en evitación de posteriores problemas en relación a la estabilidad de la córnea. El postoperatorio es más molesto siendo imprescindible la toma de analgésicos durante unos días tras la intervención y la recuperación es también más lenta, a cambio evita la separación de la lámina de la córnea, eliminando los escasos riesgos que esa maniobra pueda ocasionar.

Cirugía con implante de lentes intraoculares

En algunos casos, por defectos refractivos altos o alteraciones en el espesor corneal, se indica la corrección mediante la implantación de lentes intraoculares. Durante esta cirugía, que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia en gotas de colirio, se colocan lentes fabricadas especialmente para cada persona y cada ojo, detrás del iris y por delante del cristalino, donde realizará una función similar a una lente de contacto. También, en ocasiones, se puede incorporar una lente especial prendida sobre la superficie anterior del iris.

Tratamientos para la hipermetropía

Actualmente este tipo de pacientes mejoran su visión utilizando gafas o lentes de contacto. Sin embargo, en la actualidad, el desarrollo de nuevas tecnologías permite solucionar los defectos refractivos a través de dos procedimientos: el láser y la implantación de lentes intraoculares. En Ophthalteam ofrecemos a los clientes diferentes tratamientos para que encuentren el que mejor se adapte a su problema:

Cirugía refractiva LASIK

Consiste en levantar una capa de la córnea mediante un fino corte con un microqueratomo mecánico y tallar con láser excimer refractivo en el lecho corneal subyacente la graduación correspondiente. Se realiza en pocos minutos, con anestesia en colirio y la recuperación es muy rápida, permitiendo la incorporación a su vida normal en 24 ó 48 horas.

Cirugía láser INTRALASE

Esta tecnología utiliza el láser de Femtosegundo, a diferencia de la cirugía LASIK no utiliza elementos cortantes mecánicos, siendo el láser femtosegundo el que realiza la separación de una fina capa superficial de la córnea cuyo espesor hemos predeterminado con total precisión. A continuación se procede a tallar sobre el lecho corneal subyacente la correspondiente graduación con el láser excimer refractivo. La incorporación del paciente a sus actividades diarias es a las 24 ó 48 horas.

Cirugía láser PRK

En este tipo de cirugía la corrección del defecto al tallar la graduación con el láser excimer se hace directamente sobre la córnea, una vez que se ha eliminado el epitelio mecánicamente ó con el propio láser excimer. Está especialmente indicado cuando existe un cierto compromiso entre el tejido consumido por el láser en el proceso de tallado de la graduación y el espesor previo de la córnea, para mantener los criterios de seguridad en evitación de posteriores problemas en relación a la estabilidad de la córnea. El postoperatorio es más molesto siendo imprescindible la toma de analgésicos durante unos días tras la intervención y la recuperación es también más lenta, a cambio evita la separación de la lámina de la córnea, eliminando los escasos riesgos que ésa maniobra pueda ocasionar.

Cirugía con implante de lentes intraoculares

En algunos casos, por defectos refractivos altos o alteraciones en el espesor corneal, se indica la corrección mediante la implantación de lentes intraoculares. Durante esta cirugía, que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia en gotas de colirio, se colocan lentes fabricadas especialmente para cada persona y cada ojo, detrás del iris y por delante del cristalino, donde realizará una función similar a una lente de contacto. También, en ocasiones, se puede incorporar una lente especial prendida sobre la superficie anterior del iris.

En Ophthalteam somos expertos en este tipo de cirugías y contamos con los profesionales y el equipamiento que necesitas para darte la solución a los problemas refractivos que te impiden ver correctamente.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos para que encuentres la intervención que mejor se adapte a tu caso, de forma completamente segura y eficaz.

En Ophthalteam somos expertos en este tipo de cirugías y contamos con los profesionales y el equipamiento que necesitas para darte la solución a los problemas refractivos que te impiden ver correctamente.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos para que encuentres la intervención que mejor se adapte a tu caso, de forma completamente segura y eficaz.