Intervención para las patas de gallo

Las patas de gallo son arrugas más o menos grandes que salen alrededor de los ojos que suelen salir a causa de la edad pero que también pueden ser de origen genético y aparecer a edades tempranas. 

Lo cierto es que a casi nadie le gusta las patas de gallo porque entristece la mirada y da un aspecto envejecido al rostro. Por esa razón, cada vez más se recurre a la intervención para las patas de gallo con el objetivo de solucionar ese aspecto de nuestra imagen.

La alternativa que nos ofrece la cirugía estética pasa por una intervención llamada blefaroplastia con la que se obtienen muy buenos resultados.

 

La intervención para las patas de gallo

Blefaroplastia

Se trata de un tipo de cirugía indicada para casos muy complicados en personas mayores y con la piel estropeada. Es trata de una intervención ideal para los que poseen las patas de gallo muy profundas.

En la misma operación se pueden tratar los párpados y las bolsas y ojeras. La blefaroplastia se basa en la realización de un estiramiento completo del contorno de los ojos. Está considerada como una cirugía breve, con un post operatorio rápido y unos resultados duraderos.

La cirugía se realiza en los párpados superiores e inferiores y consiste en extirpar la piel sobrante y restaurar la tensión del músculo. También se eliminan posibles bolsas de grasa si así se indicase. Por lo se refiere a los párpados inferiores, se eliminan las bolsas de grasa que pueden ser a veces de grandes dimensiones.

La blefaroplastia puede realizarse vía externa o interna. En la primera vía, el cirujano realiza un corte diminuto debajo de las pestañas. Entonces extrae las bolsas de grasa y finaliza con una sutura muy fina.

En la blefaroplastia por vía interna, el corte se realiza en el interior del párpado. De esta forma la herida no queda expuesta. El procedimiento sigue con la extracción de las bolsas de grasa a través de la mucosa interna del párpado.En este caso no se necesita sutura ya que el tejido cicatriza de forma natural.

Para el desarrollo de esta operación se protegen los ojos con unos lentes de contacto especiales y se administran gotas anestésicas. Esta cirugía no dura más de media a una hora. Aunque todo irá en función de si se operan los 4 párpados o solo los superiores o inferiores.

intervencion para las patas de gallo Intervención para las patas de gallo
 

Lifting de párpados

Además de la blearoplastia, el lifting de párpados es otra de las intervenciones indicadas para las patas de gallo que obtiene uno buenos resultados y que no necesita ingreso hospitalario. Se indica sobre todo en casos más bien leves, aunque la elección irá siempre en función del tipo de piel y arruga.

El lifting de párpados consiste en la infiltración en los párpados de ácido hialurónico para tensar la piel y así corregir las patas de gallo y la caída de los mismos.

En esta intervención para las patas de gallo, el cirujano, primero inyecta el ácido hialurónico en la parte superior de la ceja. El objetivo es producir un levantamiento de la ceja. De esta forma la piel aparecerá tensa y turgente en esta zona del ojo eliminándose así las arrugas.

Después se interviene la parte inferior de la ceja de modo que la piel queda totalmente tensada. En este caso, la infiltración de ácido hialurónico se realiza el septo orbicular, para eliminar también bolsas de grasa.

El lifting de párpados es una intervención para patas de gallo que no requiere ingreso. Además no es necesaria anestesia pudiendo volver a tu vida normal desde el primer día.

Posts Relacionados