La cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares

Dentro de la cirugía refractivapara corregir miopía, hipermetropía o astigmatismo e incluso vista cansada o presbicia, existe la posibilidad de emplear las lentes intraoculares o ICL, en lugar de realizar la cirugía con láser Lasik.

Aunque por regla general podemos decir que los resultados son similares independientemente del defecto refractivo a corregir, debemos señalar que las lentes flexibles ICL permiten corregir hasta 16 dioptrías de miopía y 8 dioptrías de hipermetropía , con o sin astigmatismo asociado de hasta 6 dioptrías.

Tras esta intervención la mayor parte de los pacientes operados con lentes no necesitarán gafas ni lentes de contacto, sin embargo existen algunos casos que las deberán usar en situaciones puntuales, como por ejemplo, ver la televisión o conducir de noche.lente intraocular faquica 637x461 La cirugía refractiva con implante de lentes intraoculares

¿Quién puede someterse a esta cirugía?

Antes de someterse a esta cirugía es importante que la graduación no haya variado de manera significativa durante el último año, ya que las ICL no detienen el desarrollo de la miopía o el problema que dicho paciente presente. Aunque la cirugía refractiva puede conseguir que el paciente no necesite corrección óptica para sus actividades cotidianas, el ojo sigue siendo miope o hipermétrope, por lo que requiere una revisión anual, ya que los riesgos asociados a estos defectos refractivos son los mismos.

Además, si con los años se variara la graduación, se podría utilizar la técnica LASIK o bien también se podría cambiar la ICL, ya que ésta puede extraerse en cualquier momento, independientemente del tiempo transcurrido desde de la intervención.

 

Ventajas de la cirugía con ICL

  • No se siente dolor ni durante ni después de la cirugía y, al contrario de lo que se pueda pensar, provoca menos molestias que la técnica LASIK.
    A las 24-48 horas de la intervención ya se consigue una buena visión , que irá mejorando en el transcurso de los primeros días.
  • Las complicaciones intraoperatorias son excepcionales si se tiene la suficiente experiencia.
  • El deslumbramiento nocturno, es decir, la visión de halos y reflejos alrededor de los focos luminosos para la noche o en lugares cerrados, es menos frecuente con las lentes ICL, que con la técnica LASIK.
  • No se provoca sequedad ocular.

En nuestras clínicas contamos con cirujanos oftalmólogos experimentados en este tipo de técnico quirúrgica, habiendo corregido la miopía, hipermetropía y astigmatismo a cientos de pacientes mediante la implantación de lentes intraoculares.

Si quiere que le realicemos un estudio personalizado y le propongamos la solución más óptima y precisa para su caso no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Clínica Oftalmológica Ophthalteam

Especialistas en Cirugía Refractiva

Posts Relacionados