La DMAE o Degeneración Macular

Esta enfermedad es una de las más frecuentes en la población occidental y consiste en la degeneración de la zona central de la retina, llamada la mácula.

La degeneración Macular es la causa más frecuente de disminución severa de la visión entre la población y suele afectar a personas a partir de los 50 años de edad aproximadamente.

Como la pérdida de visión se produce en la zona central de la retina perjudica la vida cotidiana del paciente puesto que se necesita para leer, conducir o ver la televisión.

 

Existen varios tipos o grados de DMAE:

Seca o atrófica: presenta una evolución lenta a lo largo del tiempo y es la más común.

-Húmeda o exudativa: presenta nuevas formaciones de vasos sanguíneos que crecen debajo de la mácula y que constituyen la denominada membrana neovascular. Su evolución es rápida y compromete severamente la visión central.

sintomas de ojo dmae

Los síntomas

  • Es indolora
  • Ondulación de líneas rectas
  • Distorsión de la estimación de las distancias y alturas
  • Mayor sensibilidad a la luz, deslumbramientos
  • Necesidad de mucha luz para leer
  • Visión borrosa en la parte central
  • Mancha negra en la zona central de la visión
  • Pérdida de sensibilidad al contraste

 

La importancia de un buen diagnóstico

Para poder atajar las consecuencias de esta enfermedad es imprescindible realizar un diagnóstico correcto y la detección temprana.

El pronóstico visual de la DMAE exudativa sin tratamiento es malo. De ahí que un diagnóstico precoz sea clave para pode iniciar el tratamiento lo más precoz posible. En pacientes que ya han sufrido una DMAE exudativa en un ojo pueden tener un 50% de posibilidades de tener una membrana neovascular en el otro ojo, en función de las lesiones predisponentes que existan en el ojo contralateral. Por eso es importante controlar periódicamente y de cerca a este tipo de pacientes.

 

Debe realizarse un examen de agudeza visual, acompañado de una exploración oftalmolólgica.

Además es oportuno realizar una angiografía fluoresceínica, que consiste en la inyección endovenosa de un contraste para el posterior estudio de su comportamiento a nivel coroideo y retiniano (fondo de ojo).

Por último deberá realizarse una tomografía de coherencia óptica, un escáner de la mácula, que tiene como fin evidenciar la presencia o no de una membrana neovascular.

 

Tratamiento de la degeneración macular

  • Inyecciones intravítreas con factores antiangiogénicos

Su acción bloquea la progresión de las membranas neovasculares y ha permitido conseguir mejores resultados visuales. La media de inyecciones intravítreas de tratamiento al año es entre 5 y 6. Se trata de un tratamiento ambulatorio que no precisa ingreso.

Actualmente, el 70% de los pacientes tratados consiguen no perder visión al año y el 40% consiguen acabar con visiones por encima del 0,5, lo que implica la posibilidad de poder conducir.

Recomendaciones generales:

  • Dieta:

Estudios científicos han demostrado como la ingesta diaria de algunos nutrientes previene del riesgo de padecer DMAE.  Algunos de estos son : vitaminas C y E, el Zinc, el Cobre, la luteína, los ácidos grasos y Omega 3.

Para poder aportar diariamente la dosis necesaria de estos nutientes es necesario que consulte con su oftalmólogo.

  • Protección a las radiaciones:

Evitar la acción directa de los riesgos solares UVA/UVB y las radiaciones de longitud de onda de los azules.

Puede consulta con nuestro departamento de Optometría y baja visión para que le asesores y ayuden a proteger de radiaciones acumulativas su retina.