Oculoplastia para rejuvenecer los párpados

La oculoplastia es una especialidad de la oftalmología que se encarga de la disposición de las estructuras faciales perioculares como son: párpados, órbitas, vías lagrimales y conjuntiva. Es una especialidad quirúrgica cuya finalidad es mejorar el estado general de los párpados.

Con el paso de los años y el envejecimiento, van perdiendo fortaleza y tensión, lo que repercute negativamente en la piel de la zona cercana a los ojos, que se arruga y abandona la firmeza inicial. Las consecuencias inmediatas son envejecimiento ocular y cambios en la visión en determinadas ocasiones.

La operación de oculoplastia nacía en plena Segunda Guerra Mundial. Más concretamente durante el periodo comprendido entre los años 1943 – 1945, con motivo del aumento de las intervenciones debido a heridas palpebrales y la pérdida del globo ocular. Los cirujanos ocuplásticos se han especializado por tanto en la cirugía plástica facial y de los párpados. Están acostumbrados a tratar la zona de los párpados, órbita (cavidad ósea que comprende el ojo) y vía lacrimal. Operan alrededor de los ojos para que vuelvan a recuperar las funciones visuales empleando técnicas avanzadas de microcirugía.

Beneficios en la intervención de oculoplastia

Todos aquellos pacientes que acuden a nuestra Clínica Opthalteam para realizar una intervención de oculoplastia son debido a la pérdida de la tensión y fortaleza en el área de los párpados. Los párpados tienen una serie de funciones adicionales como por ejemplo: ayudar a giñar los ojos, proteger el ojo en cuanto se cierran debido a un reflejo de luz, ayudarnos a dormir y junto con las pestañas, desviar el sudor que cae de la frente y también permiten que nos maquillemos los ojos sobre ellos en nuestro día a día.

Para los cirujanos ocuplásticos, su trabajo consiste en recuperar la expresión de nuestros ojos, que se ve debilitada con el envejecimiento. De esta manera, la piel de los ojos empieza a arrugarse y pierde solidez. Gracias al procedimiento de oculoplastia, es posible lucir un aspecto renovado y terminar con los problemas estéticos. Debemos tener en cuenta que la piel de la zona es muy sensible y las fibras de colágeno así como la elastina, están presentes en una cantidad menor.

intervención de oculoplastia 1 Oculoplastia para rejuvenecer los párpados

Partes del ojo que operamos gracias a la oculoplastia

Continuando con la labor profesional de los cirujanos ocuplásticos nos encontramos con otra serie de consideraciones previas importantes. El contorno del ojo es una zona muy sensible que necesita un interés especial. Factores como el estrés, cansancio y la edad avanzada influyen negativamente en la aparición de arrugas, ojeras, patas de gallo, bolsas e hinchazón en los párpados, entre otras muestras de cansancio adicionales.

¿Dónde podemos observar estos cambios en la estructura facial para que el paciente decida practicar una oculoplastia? En las bolsas palpebrales principalmente. Estas bolsas se forman debajo de los ojos y están formadas por bultos de grasa que aflojan los tejidos cutáneos. Con los factores que nombrábamos anteriormente de la edad, cansancio y estrés, se relajan y aumentan.

Por tanto, ¿a quién va dirigida la operación de oculoplastia? Las bolsas de los ojos u ojeras afectan a personas de entre 25 y 30 años de edad. Rejuvenecer la mirada es posible con esta técnica que se lleva a cabo con anestesia local y no es necesaria ningún tipo de hospitalización. Recuperar el contorno suave de los párpados con respecto al resto de la cara, es posible.

Antes de realizar cualquier intervención médica en la Clínica Opthalteam recomendamos hacer un reconocimiento previo al paciente. Se practican exámenes para dejar a un lado de posibilidad de que haya un ojo seco, alternaciones en la córnea y ciertos problemas de coagulación por parte del paciente. El cirujano ocuplástico se encarga del resto.

Clínica Oftalmológica Ophthalteam.

Posts Relacionados