Orzuelos: tratamiento e indicaciones

Cuando se produce una inflamación en las glándulas sebáceas de los párpados estamos hablando de los temidos orzuelos. En el siguiente artículo de Ophthalteam, ofrecemos a nuestros pacientes la siguiente información básica: las causas por las que se desarrollan y el tratamiento más adecuado. La forma del orzuelo es similar a los granos o acné que salen en todas partes del cuerpo. Los orzuelos pueden crecer en tan solo unos días, por lo que es muy habitual, que una persona tenga más de un orzuelo al mismo tiempo.

¿Qué es lo que sienten las personas que tienen orzuelos? Exceso de lagrimeo, sensibilidad a la luz así como del párpado y sensación arenosa en el interior del ojo. Esa arena a la que estamos haciendo referencia hace que parezca que tenemos algo extraño en el ojo. Estéticamente, no nos favorecen nada. Pero, lo peor, no es solo que sean molestos, sino que si la inflamación va incrementándose, pasaría a llamarse chalazión. En estos casos, los problemas de visión, pasan a convertirse en una realidad.

Recomendaciones básicas para los orzuelos

Los profesionales de Ophthalteam no necesitan hacer pruebas médicas para diagnosticar un orzuelo. Simplemente, tras un primer golpe de vista, ya queda perfectamente constatado. En cuanto a los tratamientos, hay posibilidades muy variadas. Por un lado, los antibióticos y ungüentos. Pero, en este caso, queremos proponer una serie de consejos que ayudan en la prevención diaria. Serían actuaciones que llevamos a cabo en casa, siempre y cuando, los hayamos comentado previamente con los oftalmólogos de nuestra clínica de confianza, Ophthalteam.

La aplicación de compresas calientes es fundamental para que los orzuelos se ablanden. Solamente así, lograremos que se limpie el conducto de la glándula sebácea. En cuanto a los tiempos, entre diez y quince minutos, es suficiente. Eso sí, durante cuatro veces al día. Debemos tener en cuenta que el agua no debe estar muy caliente. Otra de las recomendaciones importantes en el tratamiento de los orzuelos, es que no deben extirparse. Aunque creamos que son similar a los granos, no debemos hacerlo bajo ningún concepto. Si caemos en ese error, la infección puede ampliarse hacia otras áreas como: los globos oculares y las glándulas lacrimales.

¿Eres de esas mujeres que se maquilla habitualmente? Olvídate de hacerlo con los orzuelos. Son contagiosos y no es recomendable. Tampoco lo son las lentes de contacto. Y, por supuesto, cuidar la higiene al máximo en el tratamiento de los orzuelos. El simple hecho de llevarnos las manos a los ojos para frotarlos cuando están sucias, nos perjudica. Así solo estamos alimentando a las bacterias para propiciar la aparición de los orzuelos.

orzuelos chico Orzuelos: tratamiento e indicaciones

Buscando ayuda profesional para los orzuelos

¿Cuándo debemos ponernos en contacto con los oftalmólogos de Ophthalteam? ¿Qué síntomas son los que tenemos que desarrollar? Problemas en la visión, evidentemente. Cuando vemos, que pese al tratamiento, los orzuelos no desaparecen del todo. En caso de que las protuberancias aumenten su tamaño y sean más dolorosas. La descamación de los párpados también es otro motivo de preocupación. Enrojecimiento en los párpados y en el ojo. Sensibilidad a la luz y exceso de lagrimeo. Sangrado en la protuberancia y aparición del orzuelo, nuevamente.

El tratamiento de la protuberancia en los párpados debe hacerse siempre cuidando al máximo la higiene. Lavarse bien las manos antes de tocar la piel que rodea el ojo, es lo principal. Cualquier duda que tengáis al respecto, ya sabéis, que estamos a vuestra completa disposición. Garantizar el cuidado integral de nuestra visión es nuestra tarea. Atención personalizada y profesionales de amplia experiencia os están esperando. Los orzuelos desaparecen y todo vuelve a la normalidad.