Pantallas de ordenador: efectos secundarios en la visión

Las pantallas de ordenador se han hecho nuestras compañeras inseparables día y noche. Casi sin darnos cuenta, han ido ocupando no sólo oficinas, sino también casas, despachos y ¡hasta habitaciones! Hemos sustituido soportes como el papel por la pantalla, para hacer cosas que nos llevan muchas horas como leer, aprender, trabajar, escuchar música e incluso comunicarnos.

¿Pero es este hábito 100% sano? ¿Hasta qué punto tienen las pantallas de ordenador efectos en la visión? Trastornos visuales, musculares y psíquicos pueden ser el resultado del fenómeno de la invasión de los ordenadores en el ámbito doméstico.  Pero, ¿cómo negar el desarrollo de las nuevas tecnologías? Es algo impensable. Por eso hoy más que nunca debemos prepararnos para minimizar sus efectos negativos.

Las pantallas de ordenador, efectos en la visión

La causa de ciertos trastornos oculares por el uso de la pantalla de ordenador es la falta de adaptación de nuestro sistema visual a la visión de cerca. La visión humana está genéticamente preparada para trabajos que requieren un esfuerzo visual a largas distancias. 

Fue cuando surgieron los nuevos puestos de trabajo en los que era necesario leer y escribir cuando se empezaron a notar los efectos en la visión. Estos trabajos requerían un esfuerzo visual a cortas distancias y la vista no estaba preparada.

De hecho, cuando miramos a las pantallas de ordenador, las imágenes aparecen menos nítidas lo que obliga a nuestra vista a trabajar mucho más. Realizamos un esfuerzo de enfoque muy considerable. Todo ello va unido a que en la mayoría de los trabajos, se emplean tanto el ordenador como material de lectura o escritura.

La vista se ve forzada a los cambios entre el papel y la pantalla, aumentado así la fatiga visual

pantallas de ordenador efectos en la vision Pantallas de ordenador: efectos secundarios en la visión

 

Quizás sea la exposición a mucho tiempo delante de las pantallas de ordenador la causa de muchas de las molestias y afecciones relacionadas con la fatiga visual. Un uso que recomendamos sea vea interrumpido por descansos visuales que van a paliar los efectos negativos sobre nuestra vista:

  • Irritación: sensación de quemazón en los ojos que nos lleva a frotárnoslos con lo que empeoramos la situación.
  • Lagrimeo: nos obliga apartar los ojos de la pantalla y tenemos que parar para poder continuar.
  • Enrojecimiento: se suele confundir con una conjuntivitis y suele aparecer en las últimas horas del trabajo.
  • Sensación de tener arena: parece que tengas algo dentro del ojo. La sensación es muy molesta, parece que no puedas ver bien ni enfocar.
  • Imágenes borrosas: Falta de nitidez para ver de cerca. La solución es hacer un descanso.
  • Dificultad de enfocar de lejos: Tras varias horas frente a la pantalla no podemos enfocar un objeto a lo lejos.
  • Ver doble: esta molestia es la de las más insoportables, aunque tiene tratamiento.
  • Sequedad en los ojos: Se altera la película lagrimal, ya que parpadeamos menos cuando estamos mirando la pantalla. Lo que hace que dejemos de refrescar el lagrimal. 

Estas afecciones que pueden agravarse si trabajamos en condiciones de temperatura y humedad inadecuadas. La altura de la pantalla del ordenador también influye mucho en la aparición de problemas relacionados con la visión.

En la actualidad existen diferentes tratamientos para estos efectos de la pantalla del ordenador sobre la vista, entre los que te podemos asesorar según tu afección en Opththalteam. Colirios, como lágrimas artificiales y lubricantes van bien para contrarrestar la sequedad. Así como  las lentes que pueden ayudarte a mejorar mucho los efectos de las pantallas de ordenador.  Sin embargo, lo más importante es visitar a un especialista.

Posts Relacionados