¿Por qué veo borroso de repente?

vision borroso

 

¿Has notado que ves borroso de repente a lo largo del día o al despertarte? En la mayoría de los casos las causas de este problema son normales, por lo que no es necesario alarmarse.

 

En tu revisión oftalmológica anual el especialista evaluará la evolución de tu salud ocular, lo que permite detectar precozmente problemas oculares graves.

 

No obstante, si la visión borrosa se mantiene y persiste de forma continuada te recomendamos que acudas al oftalmólogo cuanto antes.

 

Para tu tranquilidad, en Ophthalteam te explicamos las causas de la visión borrosa repentina y los hábitos que te ayudarán a reducirla.

 

 

Causas de la visión borrosa repentina

 

La visión borrosa está asociada a la pérdida de agudeza visual, o la capacidad para ver los objetos y definir sus colores y contornos con nitidez. Cuando vemos borroso de repente o durante un corto espacio de tiempo, esto puede deberse a las siguientes causas:

 

  • Migrañas y dolores de cabeza intensos que nublan la visión mientras dura ese malestar.

 

  • Falta de sueño, estrés y cansancio permanente por el ritmo de vida diario.

 

  • Fatiga ocular como consecuencia de fijar la vista en un foco fijo y cercano durante un periodo de tiempo largo en actividades minuciosas como la escritura, los tatuajes, la costura, etc. Actualmente, la fatiga ocular está asociada mayoritariamente al uso continuado de pantallas durante el trabajo y los momentos de ocio, tanto ante el ordenador como el móvil y el televisor.

 

  • Cambios de luz extremos o exposiciones largas a la luz del sol sin la protección de gafas homologadas.

 

  • Compresión del nervio óptico durante el sueño, lo que provoca la visión borrosa al despertarse.

 

  • Bajadas de tensión al incorporarse rápidamente de la cama o de un asiento, que también pueden ir acompañadas de mareos.

 

 

¿Y si la visión borrosa permanece?

 

En este caso es aconsejable que acudas cuanto antes al oftalmólogo porque las causas pueden ser:

 

  • Problemas refractivos como miopía, hipermetropía y astigmatismo que se corrigen con las gafas o lentes de contacto, o con cirugía refractiva.

 

  • Vista cansada o presbicia que afecta a las personas mayores de 45 años y que impide ver con nitidez de cerca.

 

  • Cataratas, otro de los problemas oculares asociados a la edad y que solo se pueden corregir mediante la cirugía de cataratas.

 

  • Degeneración macular asociada a la edad, en la que la visión borrosa se manifiesta en el centro del campo visual.

 

  • Glaucoma, con visión borrosa permanente.

 

  • Retinopatía diabética causada por la diabetes.

 

 

Consejos para reducir el riesgo de visión borrosa

 

  • Respetar el descanso nocturno intentando dormir al menos 7 horas diarias.

 

  • Seguir una alimentación equilibrada con nutrientes como los que mencionamos en este post.

 

  • Descansar la vista unos minutos cuando se trabaja de forma continuada ante el ordenador, cambiando el foco y mirando a lo lejos.

 

  • Practicar alguna actividad física ayuda a descargar tensiones, a mantenerte en forma y a dormir mejor.

 

  • Usar gafas de sol homologadas que te garanticen la protección adecuada.

 

 

En nuestras clínicas oftalmológicas de Madrid cuidamos de forma integral la salud de tus ojos y de tu familia. Reserva una cita con nuestro equipo para la revisión anual.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario