¿Presbicia a edad temprana o fatiga visual?

presbicia a edad temprana

 

La presbicia o vista cansada no es lo mismo que la fatiga visual. Si bien la presbicia se refiere a un proceso de envejecimiento natural del ojo, la fatiga visual se origina por pasar muchas horas realizando una actividad en concreto.

 

No obstante, en la actualidad se están detectando casos de presbicia a edad temprana asociados al uso de pantallas y al tiempo destinado al consumo de las mismas. Es una realidad que dependemos de estos dispositivos en el trabajo, pero también se han asociado de forma masiva al ocio, y al televisor se han sumado las tablets, los smartphones y las consolas de juego.

 

Vamos a definir ambas patologías para diferenciar la presbicia, comúnmente conocida como vista cansada, de la fatiga visual.

 

 

Presbicia o vista cansada

 

Si te preguntas qué es la presbicia, te interesa saber que es un proceso natural asociado al envejecimiento que se inicia alrededor de los 40 o 45 años.

 

Con el paso del tiempo el cristalino pierde su elasticidad y su adaptabilidad para enfocar los objetos. Los síntomas más comunes son la dificultad para leer de cerca con claridad, lo que hace que alejes el libro o el móvil como un acto reflejo. También notarás que te cuesta cambiar el enfoque de cerca de lejos, y que parece como si el ojo tardase en acomodarse para ver con nitidez.

 

La visión borrosa, el dolor de cabeza y el enrojecimiento de los ojos son otros de los síntomas de la presbicia que también aparecen en la fatiga visual, pero con un origen distinto.

 

¿Qué es lo que sucede en la actualidad? Que, como mencionábamos al principio, cada vez hay más casos que manifiestan estos síntomas a edades más tempranas, incluso en personas que no han cumplido los 40 años de edad.

 

Solo un especialista puede evaluar si padeces presbicia prematura o fatiga visual para establecer el tratamiento más adecuado en tu caso.

 

De hecho, la presbicia es un defecto refractivo que puede corregirse mediante cirugía ocular que te liberará de las gafas y de las lentes de contacto.

 

 

Fatiga visual

 

La fatiga visual no está relacionada con el envejecimiento del ojo sino con el ejercicio de una actividad que requiere fijar la vista en un foco fijo durante un periodo largo de tiempo. Dentro de estas actividades se engloban los trabajos artesanales, la escritura, la joyería, la costura, los tatuajes y el trabajo frente a pantallas.

 

Como puedes comprobar, aunque tengan síntomas similares, como el dolor de cabeza, la visión borrosa y los ojos rojos, el origen es diferente.

 

Por norma general, la presbicia no afecta a personas menores de 40 años de edad, por lo que estos síntomas manifestarían fatiga visual, pero solo un oftalmólogo puede determinar el origen de las molestias.

 

 

La presbicia se diferencia de la fatiga visual en el origen de la problemática y en márgenes de edad. No obstante, como cada vez se constatan más casos de presbicia prematura, lo aconsejable es que acudas a una clínica oftalmología en Madrid para contar con un diagnóstico personalizado.

 

En Ophthalteam cuentas con un equipo especializado en cirugía de presbicia en Madrid y en la corrección de todos los defectos refractivos. Solicita una consulta para revisar tu vista.

Posts Relacionados

Dejar un comentario