Principales defectos que corrige la cirugía refractiva

En la actualidad, la cirugía refractiva se ha convertido en un procedimiento muy común. De manera totalmente segura y gracias a la tecnología láser, los pacientes pueden decir adiós a las gafas y las lentillas.

Como su propio nombre indica, este tipo de intervención corrige los defectos refractivos. Estos defectos son aquellos que impiden que el ojo enfoque correctamente, ya sea de lejos o de cerca. Es decir, las imágenes se enfocan delante o detrás de la retina, pero no en ella.

Los defectos refractivos son la hipermetropía, la miopía y el astigmatismo. Todas ellas son muy comunes y en el pasado solo podían corregirse mediante la utilización de gafas o lentes de contacto graduadas. Sin embargo, gracias a la cirugía láser, como las que realizamos en nuestra clínica oftalmológica en Madrid, se han convertido en la solución más eficaz.

 

Cirugía refractiva para la miopía

La miopía es un defecto refractivo que impide enfocar correctamente los objetos que están lejos. Esto se debe a que, debido a la forma del ojo o la curvatura de la retina, los objetos se enfocan delante de esta y no sobre ella.

Dependiendo de la graduación que tenga el paciente, es decir, del grado de miopía que presente, podrá corregirla de manera total mediante cirugía refractiva láser o mediante la cirugía de lente intraocular. Otro factor que influirá en esta decisión es el grosor de la córnea.

La cirugía refractiva permite, a través del láser, modificar la curvatura de la córnea, de forma que los objetos puedan enfocarse correctamente. Cuando esta parte del ojo sea demasiado fina, el oftalmólogo aconsejará corregir la miopía mediante el implante de lentes intraoculares.

 

Cirugía refractiva para la hipermetropía

La hipermetropía, en oposición a la miopía, provoca un mal enfoque de los objetos que están cerca. Se debe a que estos se enfocan detrás de la retina, ya sea por la forma del ojo porque la córnea es demasiado plana.

Para corregir el mal enfoque, mediante cirugía láser se talla la córnea para que tenga la curvatura adecuada. Igual que ocurría en el caso anterior, para aquellas personas que tengan demasiada graduación será preferible realizar un implante de lentes intraoculares.

 

Cirugía refractiva para el astigmatismo

Cuando se padece astigmatismo se tienen problemas para ver con nitidez tanto los objetos que están lejos como los que están cerca. Esto sucede porque el paciente tiene una córnea irregular con diferentes curvaturas, que provocan una visión distorsionada y borrosa.

Gracias a la cirugía refractiva, se corrigen las irregularidades y la curvatura de la córnea mediante láser, de modo que los objetos se enfoquen correctamente a cualquier distancia.

 

Aunque la cirugía láser tiene muy buenos resultados en pacientes con diferentes defectos,  es el oftalmólogo el que debe estudiar el caso particular y decidir si ese es el tratamiento más adecuado. En la actualidad existen multitud de procedimientos para que la Oftalmología se adapte a las necesidades de todo tipo de problemas visuales.

En Ophthalteam somos expertos en cirugía refractiva. Contamos con el equipo mejor preparado y las tecnologías más avanzadas para proporcionarte el cuidado y los resultados que necesitas. Ponte en contacto con nosotros y te daremos toda la información que necesitas sobre este tipo de procedimientos.

Posts Relacionados

Dejar un comentario