Principales problemas de la córnea y su tratamiento

La córnea es la capa exterior que protege el ojo y a través de la cual pasa la luz al interior. Ayuda a enfocar debido a sus cualidades refractivas y su curvatura. Por todo ello, es una parte muy importante de la estructura ocular. Al estar más expuesta es más propensa a sufrir daños y verse afectada por infecciones o alergias. En el post de esta semana haremos un repaso a los principales problemas de la córnea  y su tratamiento.

Alergias e infecciones

Como hemos mencionado, la córnea es la parte que protege al iris y al cristalino al tratarse de la capa externa del ojo. Por eso, es común que se sufran alergias e infecciones derivadas del contacto inevitable con el ambiente. Una de las más frecuentes es la aparición de conjuntivitis. Esta puede ser de varios tipos, dependiendo de si está provocada por una infección, un agente externo que provoca alergia o una bacteria o hereditarias, como la córnea guttata. Existen tratamientos para cada una de ellas, que consistirá en la aplicación de gotas con componentes específicos para la problemática en cuestión.

Los problemas de la córnea pueden producirse por abrasiones y lesiones químicas. En estos casos, la capa exterior del ojo sufre arañazos y quemaduras que deben ser tratadas adecuadamente para que los daños no sean más graves de lo que podrían ser. En relación con estas y los traumatismos, es posible sufrir una úlcera corneal.

Es importante que en cuanto se experimenten síntomas (dolor, sensación de cuerpo extraño, sensibilidad a la luz, enrojecimiento, inflamación de la córnea) se acuda el especialista para evitar que revista mayor gravedad. Dependiendo de qué la haya causado, el oftalmólogo puede prescribir el tratamiento mediante gotas más indicado. En algunos casos de mayor gravedad, podría necesitarse un trasplante de córnea o una intervención de cirugía ocular.

Tipos de conjuntivitis y tratamiento 1024x813 Principales problemas de la córnea y su tratamiento

Queratocono

El queratocono es una de los problemas de la córnea que afectan a su forma. Esta, normalmente tiene una forma redondeada como lo es la estructura del globo ocular. Debido a diferentes causas puede abombarse, deformándose.

Al verse modificada la parte por la que pasa la luz, como consecuencia se sufre miopía o astigmatismo. Es frecuente que la graduación vaya en aumento a medida que la córnea sufre una mayor deformación, por lo que cada cierto tiempo habrá que ajustar las gafas o lentes de contacto.

Existen diferentes tratamientos para este tipo de problemas de la córnea, en función de la gravedad:

  • Reticulación corneal: Cuando se realiza un diagnóstico precoz, puede llevarse a cabo este tratamiento no invasivo para detener el avance del queratocono. Con él se refuerza el tejido corneal mediante la aplicación de riboflavina y luz ultravioleta.
  • Gafas o lentillas: Cuando se encuentra en sus primeras etapas y los defectos refractivos que provoca no son muy graves, pueden corregirse mediante el uso de gafas o lentillas con la graduación adecuada.
  • Lentes de contacto rígidas: En algunas casos, los pacientes pueden utilizar lentes de contacto especiales para recuperar la agudeza visual.
  • Anillos intracorneales: En el caso de que las lentes rígidas no pueden corregir los defectos refractivos, es posible implantar segmentos de arco de polimetilmetacrilato en el ojo. Estos regularizan la forma de la córnea, corrigiendo los defectos refractivos.
  • Trasplante de córnea: En los casos más avanzados la solución adecuada pasará por trasplantar una nueva córnea al paciente.

 

En Ophthalteam somos expertos en salud ocular y sabemos la importancia de acudir a las revisiones periódicas con tu oftalmólogo para llegar a un diagnóstico precoz de problemas de la córnea. Pide cita online y acude a nuestra clínica oftalmológica en Madrid para recibir el tratamiento que necesitas de manos de los mejores profesionales.

Posts Relacionados

Dejar un comentario