¿Qué defectos oculares corrige la cirugía láser?

El uso del láser en las cirugías para corregir los defectos oculares permite el tratamiento de muchos pacientes sin apenas riesgo de infección, dolor y sin necesidad de hospitalización. El láser se emplea en el tratamiento de múltiples enfermedades oculares, hoy en el post de Ophthalteam nos centraremos en los defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), presbicia y cataratas que se pueden corregir con diferentes cirugías láser.

 

Defectos refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo

La cirugía refractiva es un método muy sencillo y eficaz para acabar con problemas tan comunes como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, solo hay que tener en cuenta unos cuidados después de la cirugía. Estos defectos oculares, llamados defectos refractivos tienen un denominador común: la visión borrosa. Los pacientes que se suelen someter a este tipo de cirugía suelen llevas gafas o lentes de contacto para corregir esa visión borrosa debida a que el ojo ha perdido la capacidad de enfocar correctamente.

Miopía

La miopía es un defecto de la curvatura del cristalino que provoca que los objetos lejanos se vean borrosos o poco definidos. Las imágenes, en vez de proyectarse en la retina, lo hacen delante de ella. Esto hace que sea difícil enfocar los objetos a una determinada distancia de ellos. Según sea el grado de la miopía, el paciente verá más o menos borroso en ciertas distancias, más o menos alejadas.

Este defecto refractivo suele empezar a desarrollarse a los 10 años y continúa evolucionando hasta la veintena, es en ese momento cuando se estabiliza. No se sabe con certeza cuáles son las causas de la aparición de la miopía, aunque sí se ha comprobado que en edades tempranas, debido al tiempo que pasamos delante de pantallas, ordenadores, teléfonos, etc. hay una demanda visual excesiva hacia los objetos que se muestran más cercanos.

 

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto refractivo que provoca un enfoque inadecuado de los objetos. Al contrario de la miopía, en la hipermetropía las imágenes se proyectan detrás de la retina. Como consecuencia, la persona que la padece tiene problemas para enfocar correctamente los objetos cercanos. No es una enfermedad ocular, sino que se trata de un problema de enfoque por lo que puede ser corregida. Además, la hipermetropía no es progresiva.

La causa más común es la genética y se presenta, sobre todo, cuando la forma del ojo es más corta de lo normal por eso la imagen se proyecta detrás de la retina. También puede deberse a una córnea demasiado plana.

 

Astigmatismo

El astigmatismo también es un defecto de la curvatura del cristalino que hace que las imágenes se proyecten de manera distorsionada en la retina, produciendo una visión borrosa tanto de cerca como de lejos. Puede presentarse de manera única, aunque lo más común es que el paciente también presente miopía o hipermetropía junto con el astigmatismo.

Si bien su causa principal es hereditaria, el astigmatismo también puede aparecer cuando ha habido algún tipo de traumatismo o como una consecuencia de operaciones como trasplante de córnea o cirugía de cataratas.

 

En la actualidad, la cirugía refractiva láser permite corregir estos defectos oculares a través de dos procedimientos: el láser y la implantación de lentes intraoculares.

 

Presbicia

La presbicia, o vista cansada, afecta a más de la mitad de los españoles mayores de 45 años. Se desarrolla debido al envejecimiento natural al modificarse estructuralmente las proteínas contenidas en el interior del cristalino del estado soluble a semisoluble, impidiendo el cambio de curvatura del cristalino y con ello su capacidad de enfoque.

Los síntomas que suelen apreciarse son la falta de nitidez y de luz para ver los objetos. Cuando el paciente intenta enfocar, los ojos acaban cansándose y perdiendo la capacidad de ver con nitidez. Es como una pérdida de enfoque progresiva, por lo que se realiza un esfuerzo visual mayor al tratar de enfocar. Algunos de los síntomas más comunes son fatiga visual y dolor de cabeza que se solucionan con la cirugía de presbicia.

 

Cataratas

Las cataratas son una enfermedad ocular que suele aparecer como consecuencia del envejecimiento natural de nuestros ojos. Son el resultado de la opacificación del cristalino, una lente trasparente que se encuentra en el interior de nuestro ojo y que sirve para enfocar las imágenes en la retina. Con la aparición de cataratas, el paciente disminuye su capacidad visual debido al descenso de los rayos de luz portadores de las imágenes que inciden sobre la córnea, así que hay que realizar una cirugía de cataratas.

La visión de los pacientes con cataratas es más difusa cuanto más opaco esté el cristalino. La causa, como decimos, es el envejecimiento natural. Aunque también existen cataratas congénitas o derivadas de patologías como la diabetes o el Síndrome de Down.

 

En Ophthalteam somo especialistas en cirugía láser para todo tipo de defectos oculares. Somos expertos en salud ocular y realizamos intervenciones de cirugía láser para mejorar tu visión ocular y tu calidad de vida. Pide tu cita online y estaremos encantados de atenderte y ayudarte.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario