¿Qué es la ceguera nocturna?

En este nuevo post del blog vamos a ver lo que es la ceguera nocturna o nictalopía y cómo puede detectarla un oftalmólogo en Madrid. A modo de resumen, podemos decir que se trata de la dificultad parcial o total que presentan algunas personas para ver cuando hay poca luz o en la oscuridad. No es que el individuo sea ciego, sino que su visión no es la óptima en ambientes que están poco iluminados.

Tipos de ceguera nocturna

  • Nictalopía estacionaria con fondo normal. En este caso, la agudeza visual es normal o medianamente disminuida. En el curso de un examen oftalmológico, el fondo de ojo suele observarse normal. Este cuadro también se vincula a la miopía alta. Suele aparecer en el nacimiento y no evolucionar.
  • Nictalopía estacionaria con fondo anormal. En este tipo de ceguera nocturna se presentan máculas blanquecinas dispersas en la retina (flecks) en la exploración del fondo de ojo. Se vincula a algunas enfermedades como la enfermedad de Kandori, la retinitis punctata albescens o la enfermedad de Oguchi.

Causas de la ceguera nocturna

Cuando, en una situación de escasa luminosidad, resulta difícil percibir los colores, quiere decir que una escasa cantidad de luz activa las células fotorreceptoras denominadas bastones. Son las que nos permiten ver en blanco y negro y en gama de grises. Además, la pupila se dilata para ver mejor por la noche. Sin embargo,  cuanto más se abre, mayor es la aberración esférica. Por este motivo, algunas personas ven halos o destellos en focos de luz. Si estas células de la retina que nos permiten ver la luz tenue están afectadas por alguna enfermedad se producirá esa ceguera nocturna de la que hablamos. 

Afecciones que pueden causar nictalopía:

  • Miopía: la ceguera nocturna por miopía se da en pacientes con graduaciones altas.
  • Glaucoma: enfermedad del nervio óptico que conecta el ojo con el cerebro.
  • Cataratas: es la opacificación del cristalino. Muchos pacientes se operan de cataratas por su dificultad de ver por la noche.
  • Queratocono: una córnea con queratocono adopta forma de cono y, en ambientes escasamente lubricados, la agudeza visual empeora.
  • Diabetes: los altos niveles de azúcar en sangre pueden afectar a los vasos sanguíneos y al nervio óptico.
  • Retinitis pigmentosa: enfermedad hereditaria. Uno de los síntomas que se suele dar en pacientes jóvenes es la pérdida de visión en la oscuridad.
  • Deficiencia de vitamina A: detiene la producción de pigmentos y los nutrientes necesarios para la lubricación de la córnea, provocando ceguera nocturna. De hecho, algunos estudios afirman que la deficiencia de vitamina A es la causa principal de ceguera prevenible en niños de todo el mundo.

ceguera nocturna 1024x681 ¿Qué es la ceguera nocturna?

Síntomas de la ceguera nocturna

  • Dificultad para adaptarse a los cambios de iluminación. 
  • Dificultad para conducir por la noche o al atardecer.
  • Problemas para reconocer los rostros cuando hay poca luz. 

¿Cómo se diagnostica la nictalopia o ceguera nocturna? El oftalmólogo de Ophthalteam realiza un examen completo y estudio de los ojos. Se trata de determinar si el problema se puede corregir o tratar con gafas o cirugía. Se hace un examen de la retina con lámpara de hendidura. Se mira, además, el reflejo pupilar a la luz, la aguza visual y la refracción.

El tratamiento 

Depende de la causa. En los pacientes con problemas refractivos hay que revisar la graduación cada determinado tiempo. Para dejar de usar gafas o lentillas se puede optar por la cirugía láser o por una operación de implante de lentes ICL.

Los pacientes con cataratas también pueden pasar por esta cirugía con láser. Se trata de reemplazar el cristalino opacificado por una lente intraocular artificial. En los pacientes con retinopatía diabética la detección precoz es clave. Por otro lado, en aquellos con queratocono se puede optar por el implante de anillos intracorneales.

Posts Relacionados

Dejar un comentario