¿Qué es la degeneración macular asociada a la edad?

dmae

 

La degeneración macular asociada a la edad, también conocida como DMAE, consiste en el deterioro de la mácula: la zona central de la retina del ojo.

Esta enfermedad suele afectar a pacientes a partir de los 50 años de edad y se manifiesta con la pérdida de visión central que influye en la vida cotidiana y en actividades tales como leer, conducir, reconocer caras, utilizar el ordenador.

 

 

Síntomas

 

La degeneración macular asociada a la edad presenta una pérdida de visión lenta e indolora, por ello es tan importante realizar revisiones periódicas.

 

De hecho, mediante exámenes de retina se pueden detectar indicadores de DMAE antes de la aparición de síntomas.

 

Los síntomas se manifiestan como visión borrosa y distorsionada en la parte central, ondulación de líneas rectas, percepción de mancha negra en esta zona del ojo, pérdida de sensibilidad al contraste, deslumbramientos y sensibilidad a la luz.

 

 

Tipos de DMAE

 

  • Degeneración macular seca

 

Es la más frecuente y evoluciona progresivamente. Es aconsejable acudir al oftalmólogo al notar los primeros síntomas que hemos mencionado.

 

Este tipo de DMAE se diagnostica al detectar drusas o manchas amarillentas que se acumulan en la mácula.

 

La pérdida de visión no es tan grave como en la sintomatología de la DMAE húmeda, pero puede avanzar durante años ocasionando una pérdida grave de visión.

 

  • Degeneración macular húmeda

 

Presenta formaciones de nuevos vasos sanguíneos debajo de la retina, y la pérdida de sangre y de fluidos que causarán un daño severo en la visión central.

 

Esta patología evoluciona más rápidamente.

 

 

Factores de riesgo

 

En esta enfermedad intervienen diferentes factores, entre los que se encuentra el envejecimiento de la retina, la genética y otros que enumeramos a continuación:

  • La edad.
  • Obesidad y sedentarismo.
  • Hipertensión.
  • Tabaquismo.
  • Efectos secundarios de drogas
  • Sobreexposición a la luz solar

 

 

Prevención

 

Las revisiones periódicas ayudan a atajar las consecuencias de esta enfermedad mediante la detección temprana, ya que su deterioro es indoloro y se corre el riesgo de que el paciente no lo advierta en su fase inicial.

 

Algunos estos estudios han revelado asociaciones positivas entre una nutrición adecuada y la reducción del riesgo de desarrollar DMAE. Por tanto, se aconseja incorporar hábitos saludables para evitar el sobrepeso, controlar la tensión arterial, el colesterol y la glucemia, prevenir enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

 

En Ophthalteam ya te hablamos en su momento de los alimentos que cuidan de la salud de tus ojos. En este caso te recomendamos seguir una dieta rica en vitaminas, zinc, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que encontrarás en el pescado azul, los frutos secos y las semillas.

 

Recuerda proteger tus ojos frente a las radiaciones del sol en todas las épocas del año con unas gafas homologadas que cumplan con los estándares de calidad.

 

 

En Ophthalteam te ofrecemos un servicio integral de salud ocular que van desde las revisiones anuales que detectan enfermedades como la DMAE, a tratamientos específicos tales como cirugía refractiva, cirugía de cataratas y cirugía de presbicia.

 

Solicita consulta en nuestras clínicas oftalmológicas de Madrid para cuidar tu vista y la de tu familia.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario