¿Qué es la hipermetropía y cómo se corrige?

hipermetropia como corregirla

 

La hipermetropía es un defecto o problema refractivo del ojo que empeora la visión de cerca, aunque se mantiene la agudeza visual en largas distancias.

 

La razón de esta anomalía es que los objetos se enfocan detrás de la retina y no en ella. Por ejemplo, en el caso de un paciente hipermétrope verá peor el libro que tenga entre las manos que el árbol situado a varios metros de distancia.

 

La hipermetropía puede aparecer combinada al astigmatismo, es un problema que afecta en mayor medida a los niños y, en adultos, tiende a confundirse con la presbicia.

 

En Ophthalteam te explicamos cuáles son los síntomas de la hipermetropía y cómo se corrige.

 

 

Síntomas de la hipermetropía

 

Los síntomas más comunes de este problema refractivo son:

 

  • Visión borrosa de los objetos cercanos. En el caso de niños o pacientes jóvenes este síntoma puede enmascararse debido a la capacidad de acomodación del ojo.

 

  • Dolor de cabeza, producido por el esfuerzo realizado a lo largo del día para enfocar sin la ayuda de correctores como gafas o lentes de contacto.

 

  • Fatiga ocular, derivada también de realizar tareas que precisan visión de cerca como, por ejemplo, el trabajo ante el ordenador.

 

  • Ojos rojos, provocados por ese sobreesfuerzo mantenido a lo largo de la jornada.

 

  • Estrabismo, por la acción de acomodar los ojos para enfocar los objetos cercanos.

 

 

¿Cómo se corrige la hipermetropía?

 

La hipermetropía puede corregirse mediante gafas y lentes de contacto, pero el tratamiento definitivo es la cirugía refractiva.

 

La utilización de láser o la implantación de lentes intraoculares evitan, o reducen en determinadas ocasiones, el uso de las gafas y las lentillas.

 

La corrección de la hipermetropía precisa un diagnóstico personalizado en el que el oftalmólogo determinará el tratamiento más indicado. En el caso de la cirugía refractiva con láser Intralase destaca su cualidad 100% láser sin procedimientos manuales, indicado de forma segura y fiable en el tratamiento de todos los problemas refractivos, incluida la hipermetropía.

 

 

Diferencias entre hipermetropía y presbicia

 

Ante la confusión frecuente entre estos dos problemas refractivos es importante diferenciar entre qué es presbicia y la hipermetropía.

 

Ambas patologías presentan problemas para enfocar con nitidez los objetos cercanos, pero el origen de cada una de ellas es diferente.

 

  • En el caso de la hipermetropía, el problema refractivo está asociado a que las imágenes se enfocan detrás de la retina.

 

  • Mientras que la presbicia es un problema refractivo asociado al envejecimiento. Con el paso de los años los tejidos envejecen, incluidos los del ojo. Así, la pérdida de elasticidad del cristalino impide que se acomode de forma gradual con la misma rapidez que lo hacía en la juventud.

 

En definitiva, la hipermetropía puede ser congénita o hereditaria mientras que todos experimentaremos presbicia o vista cansada con la edad.

 

La presbicia también se puede corregir mediante cirugía de presbicia, lo que le permite al paciente ganar en calidad de vida. Además, cuando el cristalino se sustituye por una lente intraocular se evita la aparición de cataratas en un futuro.

 

En nuestras clínicas oftalmológicas de Madrid contamos con la última tecnología para la corrección de los problemas refractivos. Reserva tu cita para una consulta.

Posts Relacionados

Dejar un comentario