Queratitis Ocular

La queratitis es una inflamación del tejido en forma de cúpula que se encuentra en la parte frontal de ojo y que cubre pupila e iris es decir, de la córnea.

¿Qué es y por qué se produce?

La queratitis puede producirse de forma no infecciosa por medio de una lesión o de utilizar lentes de contacto por mucho tiempo. Las de tipo infeccioso podrán estar causadas por bacterias, virus, hongos o parásitos. Los signos y síntomas de la queratitis pueden incluir enrojecimiento del ojo, dolor, lagrimeo, visión borrosa, sensibilidad a la luz e hinchazón alrededor de los ojos.

Debe ser diagnosticada y tratada lo antes posible, ya que sino se corre el riesgo de que empeore notablemente. Si un objeto araña la superficie de la córnea o penetra en ella, se puede producir queratitis. Esta lesión, puede a su vez permitir la entrada de bacterias y hongos, causando una queratitis por infección.

Los virus como el herpes y la clamidia pueden también causar queratitis. Debemos tener especial cuidado con las lentes de contacto, ya que bacterias, parásitos y hongos pueden vivir en su superficie y contaminar la córnea, por ello que la higiene con las lentes de contacto sea extremadamente importante.

Siempre debemos lavarnos las manos al ponernos y quitarnos las lentillas, utilizar siempre su líquido especial para mantenerlas y lavarlas, y ser muy cuidadosos de no tocarnos los ojos con las manos sucias. En caso de tratarse de lentes de contacto de usar y tirar, lo ideal será seguir las indicaciones del prospecto sobre su cuidado y renovación.

Puede darse también el caso de que nuestro ojo entre en contacto con agua contaminada con bacterias y hongos, ya sea en el río, un lago o incluso las piscinas. Una córnea sana en estos casos no sería muy susceptible de infectarse, pero sí lo será en el caso de sufrir cualquier lesión o vulnerabilidad en nuestra córnea.

Estas complicaciones sino se realiza el tratamiento adecuado son la inflamación de la córnea de forma crónica, infecciones recurrentes, llagas abiertas en la córnea, reducción temporal o permanente en su visión y la consecuencia más grave de todas: la ceguera.
86506623 Queratitis Ocular
 

Tratamientos para la Queratitis

Para las queratitis de tipo no infecciosas, un parche ocular durante 24 horas y medicamentos oculares de tipo tópicos suelen ser más que suficiente. Cuando estamos antes una queratitis de tipo infeccioso, el tratamiento va a depender de la causa de a infección.

  • Tipo Bacteriana: si se trata de un caso leve, la queratitis pude tratarse con gotas para los ojos antibacterianas. Si la infección es de moderada a severa, se suele recurrir al uso de antibióticos para poder deshacerse de la infección. Pueden ser necesarias gotas de corticoesteroides para reducir la inflamación.
  • Tipo Micótica: si la infección es por hongos, entonces vamos a recurrir a gotas para los ojos antifúngicas y medicamentos antimicóticos por vía oral.
  • Tipo Parásito: cuando la queratitis está causada por un parásito Acanthamoeba, esta puede resistirse mucho al tratamiento. Se pueden aplicar gotas antibióticas, pero algunas infecciones de este tipo se resisten a la medicación. Los casos más graves pueden requerir incluso de un trasplante de córnea.

Formas virales de la queratitis como la causada por el virus del herpes, no van a poder ser completamente eliminadas pero si se puede tratar de controlar su recurrencia manteniendo una buena higiene, sobretodo si se usan lentes de contacto, y no utilizando nunca gotas de corticoesteroides, ya que pueden aumentar el riesgo de la infección.

Posts Relacionados