Razones para visitar al oftalmólogo

razones visitar oftalmologo

 

No debes esperar a que se manifieste un síntoma para visitar al oftalmólogo. Al contrario, la prevención es la base para detectar precozmente problemas como, por ejemplo, el ojo vago en los niños.

No obstante, en determinadas circunstancias y ante ciertos síntomas es aconsejable acudir al oftalmólogo para que establezca la causa que origina las molestias mediante un reconocimiento médico.

 

En Ophthalteam te explicamos las razones para visitar al oftalmólogo como prevención y ante un problema ya manifiesto.

 

 

Como revisión y prevención

 

Las revisiones periódicas ayudan a controlar la evolución de los problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Este seguimiento determinará si has de cambiar las gafas y las lentes de contacto, y te informará sobre la posibilidad de olvidarte de ellas mediante la cirugía refractiva.

 

Las revisiones también son esenciales para un diagnóstico precoz de las cataratas, del glaucoma y del ojo vago en el caso de los niños, que si no se detecta a tiempo puede acompañar hasta la madurez con el riesgo incluso de pérdida de visión.

 

 

Ante estas circunstancias y síntomas

 

  • Ver manchas o puntos

Si experimentas manchas en el campo de visión que te impiden ver con nitidez, este fenómeno se conoce como moscas volantes o miodepsias y, aunque a priori son inocuas, se aconseja acudir al oftalmólogo para que descarte un posible desprendimiento de retina.

 

  • Ver halos de luz

Estos molestos destellos en los ojos pueden ser síntomas de migrañas oculares o indican que es el momento de cambiar las gafas o las lentillas.

 

  • Tener los ojos rojos

Los ojos rojos pueden deberse a una alergia o al cansancio, pero también pueden indicar, por ejemplo, conjuntivitis o glaucoma debido a la aparición de venas rojas en los ojos. Si esta molestia es súbita o se prolonga en el tiempo se aconseja acudir al oftalmólogo.

 

  • Sufrir cambios en la visión

Si la pérdida de visión es repentina se considera una urgencia médica, por lo que debes acudir a un centro cuanto antes. Si notas que la pérdida está asociada al paso de los años puede tratarse de presbicia o vista cansada. Las revisiones anuales ayudan a controlar también otras enfermedades como las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular.

 

  • Notar irritación y sequedad

Estas molestias pueden indicar síndrome de ojo seco por falta de estabilidad en la película lagrimal y ausencia crónica de lubricación en la superficie del ojo.

 

  • Notar picor y secreciones

Detrás de estos síntomas puede existir una irritación originada por alergias, contaminación y contacto con el cloro, entre otras.

 

  • Sentir dolor en los ojos

Lo que puede indicar que un cuerpo extraño ha entrado en el ojo con el consiguiente riesgo de infección, que ha aumentado la presión intraocular o que se ha producido una inflamación.

 

  • Sentir molestia por la luz

Síntoma que puede estar asociado a la fotofobia o indicar la aparición de cataratas. El oftalmólogo determinará la causa de la sensibilidad a la luz. Recuerda que en el caso de las cataratas, lo aconsejable es operarlas antes de que maduren, por lo que las revisiones preventivas son también vitales. También es posible desarrollar un tic nervioso en el ojo, en este caso es indispensable acudir a tu oftalmólog de confianza.

 

En nuestras clínicas oftalmológicas de Madrid cuidamos de la salud de tus ojos. Reserva cita para consulta ahora.

Posts Relacionados

Dejar un comentario