La operación de cataratas es un procedimiento médico que se lleva a cabo para mejorar la visión del paciente. Con el paso de los años, el cristalino, que es una lente que se encuentra dentro del ojo, comienza a perder visión y no enfoca la imagen en la retina adecuadamente. Los síntomas que tienen las personas que están sufriendo esta dolencia son los siguientes: visión nublada, deslumbramiento ante a las luces con mucha potencia y cambios en la graduación. La solución es la cirugía, con la implantación de una lente intraocular, para dejar atrás al cristalino opacificado.

Antes de iniciar la operación de cataratas, el oftalmólogo debe realizar un examen previo al paciente con diversas pruebas oculares. En él, el médico escanea el ojo para saber el tipo de lente intraocular que más le conviene. Además, en esta primera visita, en Ophthalteam también comentamos previamente la intervención así como sus características fundamentales. La cirugía dura unos 15 minutos con anestesia local mediante gotas o una inyección. Para aquellos clientes que se pongan más nerviosos, esto no supone un problema, ya que se les administrará un sedante. Es importante mencionar que no es necesario tapar el ojo intervenido.

Operación de cataratas con microcirugía ultrasónica

En Ophthalteam, la operación de cataratas se lleva a cabo mediante cirugía ultrasónica con la técnica de facoemulsificación. Esta técnica consiste en producir ondas sonoras para ir rompiendo las cataratas en pequeños trozos que se eliminan después a base de succión. El oftalmólogo hace dos incisiones en el borde de la córnea, para eliminar la cara anterior del cristalino e ir fragmentándolo con las ondas que hemos mencionado anteriormente.

Una vez que hemos extraído la catarata, procedemos a la colocación de la lente intraocular o cristalino artificial. Así, mejoraremos la visión de nuestros mayores, que son los que en mayor medida padecen de cataratas. En caso de que el paciente tenga cataratas en los dos ojos, lo que se recomienda, es esperar entre dos semanas aproximadamente para cada cirugía.

cataratas

Mejoría tras la operación de cataratas

Después de la operación de cataratas, ¿qué cuidados tiene que seguir el paciente en casa? Después de abandonar la clínica de Ophthalteam, es imprescindible llevar un parche en el ojo operado que se mantendrá hasta el próximo examen médico. Además, para colaborar con una adecuada cicatrización y prevenir futuras infecciones, facilitamos unas gotas oftalmológicas que son muy necesarias. La recuperación completa se produce en las próximas dos semanas.

Tras la cirugía de cataratas debemos emplear gafas oscuras en el exterior, así como lavarnos bien las manos después de poner las gotas y tocar el ojo. La higiene es muy importante. Recordamos que cuando estemos duchándonos, no debe caer jabón ni agua en el ojo. A la hora de descansar por la noche y prepararnos para dormir, el oftalmólogo nos facilita unas tapas de protección para los ojos.

¿El paciente puede hacer esfuerzos durante la primera semana tras la operación de cataratas? La respuesta es un no rotundo. Cualquier ejercicio físico como correr, doblarse para coger objetos que estén en el suelo o levantar pesos, no está indicado. Tras la cirugía de cataratas la visión puede ser borrosa y en caso de que experimente algún tipo de dolor, no dude ponerse en contacto con los profesionales de Ophthalteam. Estamos al servicio del paciente en todo momento.

Los clientes que necesiten nuevas lentes de contacto, no supone ningún problema extra. En Ophthalteam, adaptamos las gafas a la nueva visión, a la que estamos tratando de adaptarnos poco a poco. Los pacientes se recuperan con facilidad de la operación de cataratas y mejorar la visión rápidamente.